Páginas

lunes, 11 de febrero de 2013

"Orellas" de Carnaval

Ya os comenté en mi página de Facebook que tenía ésta receta guardada como oro en paño desde el año pasado... Menos mal que me decidí a probarla y la pude encontrar. Pero no sólo tengo una, sino que tengo dos, y las dos las voy a compartir con vosotros, para que cada cual pruebe a hacer la que más le llame la atención.
Ésta es la receta que yo hice:

Ingredientes:
- 3 huevos
- 3 cucharadas de azúcar
- 3 cucharadas de mantequilla (Allí las suelen hacer con manteca)
- Una copita de anís (del mono, de la mona, o el que tengáis en casa, pero que sea dulce)
- Una pizquita de sal.
- Ralladura de un limón (Sólo la parte amarilla, que la blanca amarga)
- +/- 500 gr. de harina (que no hace falta que sea de fuerza)
- Aceite de girasol o de oliva suave, para freirlas.
- Azúcar glas.

Procedimiento:

Llega la hora de hacer la masa, siempre se dice que se hace un volcán con la harina y se introduce en el "cráter" los demás elementos (los huevos batidos, el azúcar, la mantequilla a temperatura ambiente, la ralladura de limón, la pizca de sal y la copita de anís), pero aconsejo que no añadáis el medio kilo de harina de golpe por si queda demasiado dura la masa.
Yo siempre empiezo utilizando un bowl y voy mezclando con una cuchara o espátula de palo, para no quedarme pegada a la masa. Cuando veo que está más o menos manejable, ya la paso a la encimera y me pongo con las manos.
Amasamos hasta que la masa no se nos pegue a las manos, hacemos una bola, la tapamos con un paño de cocina limpio y la dejamos reposar, de una hora en adelante, a temperatura ambiente.

Después del reposo extendemos la masa con un rodillo y la dejamos más o menos gorda, dependiendo de cómo nos gusten.

Y le damos la forma. La verdad es que mi amiga no se volvió loca dando forma, las iba cortando en rectángulos y así las he visto yo en muchos sitios, pero yo fui de lista, queriendo hacer unas orejas humanas y el resultado fue una cosa rara que parecían empanadillas, amos queeeeee... ja ja ja ja ja ja ja, más me valía haber hecho orejas de burro!!!

Y sólo queda freírlas  debemos usar o aceite de oliva muy suave o de girasol, ya que si no quedan muy aceitosas y no están ricas. Aceite muy caliente y vuelta y vuelta. Las ponemos a escurrir en una rejilla y las espolvoreamos con azúcar glas. Confieso que no me quedaron bien bien del todo, creo que me despisté con la temperatura del aceite, pero... Comérselas??. Pues si que se las han comido... je je je je je je


2 comentarios:

  1. Jajajjaja!!Pues te quedaron unas orejas muuuy humanas sí señora :o
    Nos guardamos la recetita, graciaaaaas!!Una pìnta estupenda!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Más bien orejones... Ja ja ja

      Eliminar