Páginas

jueves, 11 de abril de 2013

Salsa Bechamel

Pues si que la hemos "liao", yo la bechamel la hago a ojo de buen cubero, nunca he tenido en cuenta unas cantidades específicas. ¿Cómo explico yo cómo se hace?... ¿Para qué existe Google?... Pues para informarte de cantidades, entre otras cosas, y poder dar algo de luz al que no sabe hacer esta salsa, que no es difícil, sólo un pelín pesada...

EL SECRETO DE LA BECHAMEL ES MOVER Y MOVER... Le gusta el mueve, mueve... y, con cuchara de madera, a la antigua usanza de toda la vida de Dios... Si no, puede salir con grumos y eso no suele gustar, es más, suele enfadar...


Ingredientes:
Bueno pues me dejo de literatura barata y me pongo a decir cómo se hace y las cantidades dependen de la consistencia que le queráis dar a la misma, os dejo las tres cantidades que he encontrado.

Salsa ligera: 1 litro de leche                    
                     40 gr. de mantequilla                      
                     40 gr. de harina de trigo
                                     
Crema:         1 litro de leche
                     60 gr. de harina
                     60 gr. de mantequilla

Consistente:   1 litro de leche
                        90 gr. de harina
                        90 gr. de matequilla

La consistencia que tengáis que dar depende del empleo que le vayáis a dar, las dos primeras serían para cubrir y la tercera para hacer croquetas, por ejemplo. Un dato importante a tener en cuenta es que la bechamel espesa al enfriar, así que no temáis si la veis un poco líquida de mas.

Elaboración:
* Calentáis la leche en un cazo (Yo os prometo que si no queréis calentarla también sale, es más, yo nunca la caliento...)
* Ponéis a derretir la mantequilla en una sartén
* Cuando esté derretida, añadís la harina y ya empezamos con las vueltas. Tenemos que dejar que la harina se tueste ligeramente en el fuego, de otro modo, la bechamel no tendría un sabor rico, pero hemos de tener cuidado de que no se nos queme o sabría a rayos y centellas...
* Vamos añadiendo la leche poco a poco, sin dejar de dar vueltas. Al principio vais a ver unos pegotazos inmensos, pero os aseguro que a base de mover van a desaparecer...
* Cuando ya tenemos toda la leche echada y todo está perfectamente amalgamado, echamos una pizca de sal y un poco de nuez moscada


Damos las dos últimas vueltas y ya la tenemos lista.
Vuelvo a insistir, aunque penséis que soy una pesada de más: EL SECRETO ES NO PARAR DE MOVER

Y ahí queda mi primera salsa para usar cuando la necesitemos...



8 comentarios:

  1. ¡¡¡Yo también la hago con cuchara de madera y me encanta !!!
    ¿Para qué la vas a utilizar? jejeje
    Un beso. Anna

    ResponderEliminar
  2. Hola!!te invito a que pases por mi blog para que recojas un premio que tengo para ti!! besooos
    http://lacocinadecris92.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. umm¡¡ la bechamel, esta rica de cualquier forma¡¡¡ pasate por mi blog, que te he dejado un premio¡¡¡ besicos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gusta hasta a cucharadas... ja ja ja
      Muchísimas gracias!!

      Eliminar
  4. Hola, e visto las cantidades que has puesto y tengo mis pequeñas dudas, yo suelo hacer bastantes croquetas y con la cantidad que has puesto habria que estar mucho tiempo hirviendo, no se si es una errata pero yo de 150 gr por litro no bajo ya que a la hora de envolver las croquetas estaria muy liquida para manipularlas, yo soy cocinero y en la cocina hacemos la masa con las varillas de montar y que para hacer 4 o 5 litros seria inviable hacerlo a la antigua usanza, aun haciendola en casa de litro en litro uso las varillas ya que te dan mas descanso ( para el pobre brazo) y seguridad de que no queden grumos, siento haberme alargado tanto, y enhorabuena por el blog!! Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya puse al principio que yo no peso las cantidades, esas las saqué de internet, para poder orientar a la gente...
      Muchas gracias por la rectificación!!!

      Eliminar