Páginas

martes, 27 de mayo de 2014

Crostata di Marmellata



Hace unos días que no me paso por estos lares, pero ya se sabe que el día cuando no da para más no da para más. Deberíamos poder jugar con el tiempo y pasar rápido los malos momentos y guardarlos para días en que necesitamos más horas, pero como de momento no se ha inventado ningún artilugio capaz de ofrecernos esa posibilidad, hay tiempo cuando lo hay...
Este postre lo probé hace muuuuchos, muchos años (no digo cuántos para que no hagáis la cuenta... ja ja ja ja ja ja). Me lo hizo mi hermana, y como me la hace ella normalmente, yo no probé a hacerlo hasta hace unos cuantos días ya... Me encanta!!!

Vamos allá con la recetilla. Lo primero que tenemos que hacer es lo que los italianos llaman la pasta frola:

Ingredientes:
- 300 gr. de harina común o de repostería.
- 100 gr. de azúcar
- 100 gr. de mantequilla  (podéis usar manteca si os gusta más)
- 2 huevos
- 1 limón
- 1 pizca de sal
- 1 cucharadita de levadura de pastelería
- 1 bote de mermelada de fresa (podéis cambiarla por el sabor que sea de vuestra preferencia)

Preparación:
- Podéis empezar en la encimera directamente. Yo uso un bowl grande para no pringarlo todo.
- Añadimos la harina y hacemos un hueco en el medio en el que añadiremos el azúcar, los huevos (yo los bato ligeramente antes), la ralladura de la piel del limón (sólo la parte amarilla para que no amargue), la pizca de sal, la levadura, y la mantequilla cortada a cuadritos. Yo siempre lo hago a mano, ya que no queremos amasar mucho, sino únicamente mezclar los ingredientes, pero si preferís usar amasadora esto va según preferencias. Si la mantequilla estaba fría, tened mirad que se mezcle bien, ya sabéis la vais desmenuzando con los dedillos.
- Una vez todo mezclado, hacemos una bola, la tapamos con film y la llevamos a la nevera al menos durante media hora.


- Podemos calentar ahora el horno para que ya esté listo cuando lo necesitemos. a 180º calor arriba y abajo.
- Sacamos la pasta frola de la nevera y la estiramos con un rodillo. Cuesta un poco al estar fría pero se consigue... Palabrita!!!
- Untamos nuestro molde o con spray antiadherente o con mantequilla
- Ponemos la masa estirada encima, colocándola bien para que tenga la forma del recipiente. Cortamos la masa sobrante y la reservamos.


- Ahora pondremos la mermelada sobre la pasta. Yo me pasé un poquito y usé más de un bote, por aquello de que había uno a medias y luego le volqué el otro. Realmente no pasa nada, solo que empieza a salir mermelada por todos lados cuando está chisporroteando en el horno, pero al enfriar la tarta este problemilla queda solucionado.


- Con la pasta que recortamos, hacemos una bolilla y le pasamos el rodillo. Hacemos tiras que vamos cruzando por encima de nuestra tarta. Cuando hemos acabado, unimos el borde de la crostata con las tiras y sellamos con un tenedor mismo.





- La tendremos en el horno unos 40 minutillos. La sacamos y la dejamos enfriar, entonces ya le podremos hincar el diente...



ESPERO QUE OS GUSTE!!!




6 comentarios: