Páginas

jueves, 15 de mayo de 2014

Mi experiencia con las Ads de Facebook


Ya os he comentado en más de una ocasión que soy un poco cata-caldos y en todos los sentidos, me gusta probar todas las novedades culinarias de cualquier tipo que salen al mercado, ya sean dulces o saladas y me gusta meter la nariz en todo... Y, no, no me meto en la vida de los vecinos ni de nadie, que cotilla no soy y me importa muy poco la vida de los demás siempre y cuando no me molesten a mi...

Todos los que tenemos páginas de Facebook estamos notando hace ya tiempo que nuestras publicaciones no llegan ni a la vuelta de la esquina, y todos sabemos el por qué..."PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO", y, seamos honestos, en esta vida nadie regala nada, y vista la popularidad de Facebook hay que sacar tajada si o si, por otra parte no deja de ser un negocio para el dueño también, y no va a estar ahí viendo cómo se lucran los demás sin sacar beneficio... La vieja historia.

Llevo unos días viendo publicaciones de las famosas Ads de Facebook, las cuales van envueltas en tono de profesionalidad y buen hacer en beneficio de los pringadillos que usamos páginas, así que ayer mismo me decidí a probarlas con una de mis publicaciones, por aquello de que no hay que creer todo lo que te digan o leas, mucho mejor vivirlo en propia carne.

La mecánica la tenéis muy bien explicada en el siguiente link:

http://www.creatiburon.com/adwords-para-posicionar-tu-web/

Se puede elegir sector, en dónde quieres aparecer,... bla,bla,bla...

Llegó el momento de ir a por la hucha cerdito a ver cuánta pasta tenía. Venga va, esto era una prueba y no me iba a gastar lo que no tenía en una simple prueba, así que decidí invertir 5 pavos que pagué con una tarjeta prepago de internet. Pones el número de tarjeta, fecha de caducidad y la clave y no te piden ningún dato más... Y eso?? pues porque así lo tienen montado, supongo... ni recibes confirmación de lo que has pedido ni nada de nada...

En la página te aparece un mensaje de que están estudiando tu anuncio para ver si cumple con sus normas...

Tuve que salir entre medias, y ¿Qué pasó al volver? Pues que los señoritos intentaban calzarme 75 €. ¿Cómo? ¡Si yo dije que 5 €!!!!! Como lo estáis leyendo... La promoción estaba en marcha, y si no me llego a dar cuenta, me clavan la cantidad que ellos quieren... Poca vergüenza!!!. Lo bueno o menos indecente es que pude cancelar la promoción antes de que el marcador siguiese computando euros cual poseso.

Hoy tenían que entregarme un pedido en casa, así que ayer a última hora cargué el importe del mismo. Preveía lo que iba a ocurrir y así ha sido, que me han llamado esta mañana para decirme que mi tarjeta daba denegada... Mr. Facebook se interpuso en nuestro camino.

Lo que me extraña muchísimo también es que el dinero se ha cobrado, pero no aparece reflejado en los movimientos del banco... Meigas?

Pues ahora váis y lo tuiteáis!!! Que esta pardilla pagó el pato por cotilla... ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja. 

En serio, que andéis con cuidado si decidís usarlo.




4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Creo que es bueno que lo sepáis... De nada Evis!! Besitos

      Eliminar
  2. hay que estar al tanto...con tal de cobrar.....gracias por la recomendación. Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya que fue como fue, lo menos es compartirlo.

      Eliminar