Páginas

domingo, 30 de noviembre de 2014

Pandoro

Hace como unos veinte años de nada probé por primera vez el Panettone y el Pandoro, cuando aún no se veían ni se conocían por estos andurriales, pero a mi me los traían directamente desde la bella Italia. El Panettone me gusta, pero no iguala al Pandoro ni mucho menos, prefiero que no lleve frutillas ni nada de nada, lo encuentro mucho más delicado, más suave.
El año pasado por estas fechas me decidí a hacerlo, no recuerdo la receta que elegí, pero el resultado no fue bueno porque me salió medio... ja ja ja ja ja ja ja, que puede que fuese porque vi que aquello no levaba y pensé que ya no iba a crecer en la vida y fue para el horno tal cual, o que la receta no era muy acertada, no lo se...

Luego no digáis que no os enseño mis metidas de pata
ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja

El caso es que en mi afán de poder hacerlo, me puse a rastrear la red y encontré una receta escrita en italiano que me pareció interesante, con lo poco que recuerdo de los sólo tres meses que estuve estudiando en el Instituto Italiano, así que tuve que echar mano de mia sorella para que me la tradujese, y ahí se quedó durmiendo hasta este año en que la he desempolvado y me he puesto a hacerla y el resultado ha sido magnífico, aunque he tenido que ajustar los tiempos de cocción, ya que no eran reales. Por esta sencilla razón no puedo citar la fuente, porque no está en la traducción, como es lógico...

¿Quieres pasar horas mimando una masa?. Pues remángate que empezamos...

Ingredientes:
(Pongo los ingredientes totales que se van a emplear en la receta, pero se reparten en varias masas. En cada una os pongo lo que necesitáis)

- 450 gr. de Harina de Fuerza
- 135 gr. de azúcar
- 170 gr. de mantequilla
- 3 huevos enteros y una yema
- 18 gr. de levadura fresca (O la tercera parte si usáis levadura seca de panadería)
- 1 cucharadita rasa de sal
- 1 palo de vainilla (Yo he usado una cucharada generosa de Vainilla de Madagascar en sustitución)
- Agua
- Azúcar glas

Elaboración:
  Lo primero que tenemos que hacer es un prefermento, creo que el nombre real es: BIGA. Usaremos los siguientes ingredientes: - 15 gr. de levadura fresca (0 5 gr. de levadura seca de panadero)
                                   - 60 gr. de agua templada
                                   - 50 gr. de harina de fuerza
                                   - 10 gr. de azúcar
                                   - 1 yema de huevo
* Mezclamos todos los ingredientes, podéis disolver la levadura en un poco de agua si os resulta más cómodo. Yo añadí la yema de huevo al final y antes de hacerlo la batí
* Ponéis en un recipiente, lo tapáis y lo dejáis hasta que doble su volúmen. Este prefermento la verdad es que leva bastante rápido, no llega ni a una hora, pero si véis que no sube no os precipitéis, dejarlo a su aire.

La marca de rotulador es para comprobar cuánto sube
PRIMERA MASA
  Cuando la BIGA ha levado, tenemos que preparar la primera masa y para ello vamos a usar estos ingredientes:                - 200 gr. de harina de fuerza
                                   - 3 gr. de levadura fresca (o 1 gr. de levadura seca de panadero)
                                   - 25 gr. de azúcar
                                   - 30 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
                                   - 2 cucharaditas de agua (para disolver la levadura)
                                   - 1 huevo (esta vez entero)
* A la BIGA, le añadimos la levadura disuelta en agua templadilla, el azúcar, la harina y por último el huevo que habremos batido ligeramente antes.
* Podéis integrar los ingredientes con una espátula a mano, con amasadora, o con las manos, pero si no integráis a mano, luego la amasáis un poco. Es una masa seca que se amasa sin problema
* Hacemos una bola, la ponemos en un recipiente tapado con un paño y la dejamos más o menos una hora, el tiempo que tarde en doblar su volumen.



SEGUNDA MASA
   Una vez levada la primera masa, debemos hacer una segunda, con estos ingredientes:
                                 - 200 gr. de harina de fuerza
                                 - 100 gr. de azúcar
                                 - 2 huevos
                                 - 1 cucharadita rasa de sal
                                 - 1 palito de vainilla o una cucharada de vainilla de Madagascar como hice yo.
* Todos estos ingredientes los añadimos a la primera masa, no olvidéis batir los huevos un poco, antes de usarlos.
* Os digo como antes, podéis hacerlo con las manos o ayudaros con una amasadora.
* Esta masa ya se queda pegada a las manos, por la hidratación que le dan los huevos más la vainilla (Si usáis el palo de vainilla, será un pelín  más seca, y no olvidéis que tenéis que abrir el palito y raspar las semillas, no lo pongáis entero... ji ji ji ji)
* Yo hice varios amasados y entre medias dejaba tiempos de reposo.
* Engrasáis el recipiente donde vayáis a dejar la masa, bien con mantequilla o con aceite de oliva. Lo tapáis con un paño de algodón o papel film y volvéis a dejarlo hasta que doble su volúmen, que tarda más o menos alrededor de una hora.
* Una vez que la masa haya levado la metéis en la nevera por espacio de una hora.

Si que eché mantequilla, si... ja ja ja ja ja

Ahora vamos a HOJALDRAR la masa y aquí tuve que buscar información porque no quedaba nada claro en la explicación que daba.

- Necesitamos ahora 140gr. de mantequilla, que se puede usar directamente de la nevera.

* Envolvéis la mantequilla en papel film y la estiráis con un rodillo (la habremos sacado de la nevera, pero se extiende bien).


* Extendemos la masa con un rodillo, intentando que nos salga un rectángulo. No olvidéis espolvorear la superficie de amasado con un poco de harina para que no se pegue.
* Enharináis la mantequilla y la ponéis encima de la masa.
* Plegáis la masa por la mitad, como si fuese un libro
* Cerráis bien los bordes y extendéis de nuevo con el rodillo.
* Dobláis la masa en tres y la metéis en la nevera envuelta con papel film o con un paño de algodón por un espacio de 20 minutos.

Pedazo rectángulo cubista!! ja ja ja ja ja

* Sacamos la masa y volvemos a hacer la misma operación, extender la masa con el rodillo, doblar en dos, extender de nuevo y doblar en tres. De nuevo otros veinte minutos a la nevera.
* Y hacemos la misma operación por tercera vez. A la nevera de nuevo!!
* Preparamos el molde del Pandoro, que es este:


* Si no tenemos molde especial, podemos hacerlo en una flanera de las que tienen onditas, pero que sea grande o si no no cabe.
* Hacéis una bola con la masa.
* Una vez le hayamos echado el spray anti-adherente o la mantequilla, o lo que tengáis por costumbre, introducís la masa dentro, con la parte lisa de la bola hacia abajo y la doblez hacia arriba.
* Tapamos con un paño de algodón y esperamos hasta que llegue al borde del molde. Este levado es el más largo, puede ir de 4 a 6 horas, depende de muchos factores, así que lo tenéis que vigilar.


* Cuando esté precalentamos el horno a 170º
* Introducimos el molde en la posición más baja del horno, ya que es muy grande y si no no nos cabría.
* Cuando lleve 20 minutos en el horno, bajamos la temperatura a 160º. Si véis que se tuesta mucho, lo tapáis con papel albal y se soluciona el problema (yo lo tuve que tapar porque mi horno cuece más por arriba que por abajo) y lo dejáis como unos 25/30 minutos más. Para ver si está cocido usáis un palillo, que ha de salir seco, y si tenéis un termómetro con termo sonda, estará cocido en cuanto llegue a 85º.
* Os dejo los dos últimos que he hecho. El que está más tostadete, se debe a que apagué el horno y se me fue la olla de sacarlo, así que debió estar unos 10 minutos más, hasta que me acordé... Cabeza chorlito, oiga!!!.
* Lo dejáis enfriar dentro del molde. Cuando esté frío lo sacáis y espolvoreáis con azúcar glas a voluntad
* No se si se aprecia bien la miga, que queda muy parecida a la de los croisants. Duraron 0,2 milisegundos!!!







Cuando las cosas se hacen con cariño y sin prisas, 
los resultados son magníficos.
Pandoro 2015



viernes, 21 de noviembre de 2014

Manzanas Asadas Zampi's Style


No es que me gusten mucho las manzanas, aunque si se trata de la versión asada la cosa cambia, no hace falta que lleven casi nada, solo un algo para endulzarlas un poco ya que siempre uso reinetas y lo necesitan. Ayer se me ocurrió que por qué no tunearlas un poquito más, estuve dando vueltas a ver qué les podía poner para alegrarlas, y esto es lo que hice.

Ingredientes:
(Os pongo justo los que yo usé, pero depende del número de manzanas, así lo vais ajustando)
- Cinco manzanas reinetas
- Cinco higos secos
- Un puñado de pasas sin pepitas
- Tres galletas a vuestro gusto
- Un chorrito de ron
- Azúcar o edulcorante y canela.

Elaboración:
- Cortar los higos en trocitos pequeños, los reserváis en un bowl. Añadís el puñado de pasas y echáis un chorrito de ron, suficiente para que cubra todo pero sin pasarse.
- Laváis bien las manzanas y las descorazonáis. En algún sitio leí que es conveniente darles un corte para que no se desmoronen al asarlas, así que yo les di dos cortes transversales (se ven en la foto).

- Ponéis una cucharadita de azúcar o edulcorante, al gusto
- Coláis bien la fruta que tenéis macerando. No tiréis el ron, que después lo vamos a usar.
- Rellenáis con la fruta las manzanas, apretando bien para que quepa todo (Yo por eso, después de usar el descorazonador, le hice el huequito un poco más grande con un cuchillo bien afilado).


- En el ron que tenemos reservado, añadimos tres galletas y hacemos una pasta. Machacamos bien con ayuda de un tenedor o de lo que se os ocurra para que no queden trozos.


- Ahora cubrimos con esa pasta el agujero de la manzana, añadimos una cucharadita de azúcar a cada una y un poquito de canela y llevamos al horno precalentado a 180º durante 50 minutos. Después de esto tuve que salir, apagué el horno y las dejé dentro para que se mantuviesen calientes...



Ya solo quedaba zamparlas... NOT BAD!!!





lunes, 17 de noviembre de 2014

Plum Cake de Membrillo y Fresas



El viernes me puse a enredar de nuevo con inventos propios basándome en cosas que ya existen, claro está... Bundt Cake? Pues no, que ya había demasiados este finde con eso del día internacional del susodicho. Algo con calabaza? Tampoco, que tenemos demasiado... Ya sabéis que yo voy contra corriente, debe ser que me gusta llevar la contraria a todo el mundo y, además, tengo que dar salida a la ingente cantidad de membrillos que he recogido de mis arbolillos este año (no es verdad, que he regalado a montones y no soy capaz de acabar con ellos).

Y vamos allá:
Lo primero que debéis hacer es cocer membrillo, escurrirlo bien, pasarlo por el pasapurés o con la batidora, pesarlo y añadirle exactamente la misma cantidad de azúcar. Removed bien y reservad.

Ingredientes:
- 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
- 3 huevos a temperatura ambiente.
- 250 gr. de membrillo triturado con el azúcar correspondiente añadido.
- 1 cucharada de miel
- 1 cucharada de esencia de vainilla
- 200 gr. de harina *
- 100 gr. de maicena
- Una cucharadita de levadura *
(* Podéis usar harina para bizcochos que ya lleva levadura: 200 gr)
- 75/100 gr. de fresas deshidratadas

- Una pizca de sal

Elaboración:
- Ponéis las fresas a hidratar en un bowl con un chorrito de ron

- Bate los huevos
- Añade la matequilla a los huevos sin dejar de batir
- Ahora agrega el puré de membrillo
(Horror!! ¿Qué le pasa a ésto que se ha cortado?. No le pasa absolutamente nada, una vez que vayáis añadiendo la harina, la mezcla tendrá mucho mejor aspecto)
- Incorpora la cucharada de miel y después la cucharada de esencia de vainilla.
- Tamiza las dos harinas, junto con la levadura y la pizca de sal. Lo vais incorporando a poquitos a la masa y con la pala de la amasadora o a mano, preferiblemente, para que todo quede bien integrado.
- Colamos las fresas que teníamos hidratando y las rebozamos en harina. (De este modo es más difícil que se vayan al fondo)

- Incorporamos las fresas a la masa, intentando no batir y que queden repartidas por todos lados.
- Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo (En esta ocasión usé el ventilador)
- Preparamos el molde, y lo rociamos con Bake-Easy o como se hizo de toda la vida con mantequilla y harina. (mi molde mide  25,5x11x8 cm). Ponemos dentro la mezcla y la nivelamos con ayuda de una espátula, ya que es muy densa.
- Introducimos en le horno precalentado y en unos 45 minutos está listo. Yo después lo dejé 10 minutillos más dentro del horno apagado.



ESTÁ DE VICIO!! mmmmmmmm




lunes, 10 de noviembre de 2014

ZampiMagdalenas Ultrachocolateadas


Tarde de domingo con un poquillo de frío metido en el cuerpo así que no me lo pensé dos veces y me puse a moverme, no penséis que me puse a hacer deporte, que eso no va conmigo desde nunca, me puse a batir y a encender el horno para hacer unas ZampiMagdalenas Ultrachocolateadas, ahí es ná... ja ja ja ja ja

Ingredientes:
- 3 huevos
- 200 gr. de harina de repostería + 1/2 sobre de levadura postres o 200 gr. de harina para bizcochos (que ya tiene   la levadura incorporada). - Yo use harina de bizcochos.
- 50 ml de leche entera
- 100 ml de aceite. Podéis elegir o uno de oliva virgen extra o de girasol si os gusta el sabor más suave.
- Una pizca de sal.
- 125 gr. de azúcar
- 25 gr. de cacao en polvo (yo usé valor)
- 12 trozos de chocolate. Yo usé postres de Lindt, pero usad el que os plazca

Preparación:
- Batimos los huevos un poco, después añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que quede la mezcla esponjosa
- Empezamos a añadir el aceite despacito, sin dejar de batir.
- Vamos añadiendo ahora la leche, también despacito, y batiendo continuamente.
- Tamizamos la harina+levadura, o sólo la harina (depende de la que hayáis elegido), la pizca de sal y el chocolate en polvo. Una vez tamizada la vamos añadiendo a la mezcla anterior y esta vez usaremos pala, ya que no hace falta seguir batiendo con varilla.
- Calentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo. En esta ocasión yo usé ventilador.
- Colocamos las cápsulas en la bandeja del horno (necesario, ya que al subir tanto, si no están en bandeja, se nos caerán por todos lados). Llenamos el fondo de las cápsulas, colocamos el trozo de chocolate que hayamos elegido y seguimos llenando hasta 2/3 de su capacidad o un poquito más.  Ponemos una cucharadita de azúcar en el medio de la cápsula, justo antes de meterlas en el horno, o se nos puede hundir el azúcar e irse al fondo.




- Introducimos en el horno precalentado, y en 15 minutos las tenemos listas. Las sacamos y en cuanto podamos retirarlas de la bandeja, las dejamos enfriar en una rejilla.








NOTA: Al día siguiente el chocolate del relleno estará sólido. No hay problema: 30 segundos en el microondas y quedan perfectas!!

viernes, 7 de noviembre de 2014

Dulce de Membrillo al estilo de la abuela


Desde luego que hay que tener moral para hacer el dulce de membrillo al estilo tradicional. Cuando yo era muy pequeñita veía a mi abuela hacerlo con toda su paciencia y todo su cariño y yo no he querido ser menos, salvando las distancias... Jamás el mío será ni la cuarta parte de rico que el suyo!!!.
El queso con membrillo me lleva acompañando toda la vida, lo que comido hasta en bocadillos, deliciosos... Por cierto!!!, la gente me miraba entonces con cara rara porque era algo que por estas latitudes no se estilaba, pero en Galicia al menos, si.

En esta receta no os doy pesos de ingredientes, porque depende de las ganas o el tiempo que tengáis para hacerlo, ya que lleva horas, si, si, he dicho horas e infinidad de paciencia y de giro de muñeca.

Hay mucha gente que cuece los membrillos con la piel, previamente lavados y relavados. También hay personas que optan por cocerlos enteros y después quitarles el corazón y demás, pero yo los cuezo pelados y cortados. ¿Por qué los cuecen enteros? Porque al hacerlo con ella dicen que queda más solidificado, de todas manera, ya veréis que el agua resultante de cocerlos es como un jarabe, mi abuela hacía algo con ella pero de esto si que no me acuerdo.

Así pues, pelamos los membrillos y los cortamos, arduas tareas porque son duros, ¡ojo con los dedos!.  Para que no se oxiden los podemos rociar con zumo de limón, pero tampoco es que haga falta, ya que al hacer el dulce van a oscurecer con la caramelización del azúcar. Los ponemos en una cazuela, añadimos agua suficiente para que los cubra y los ponemos a cocer. Se cuecen en un santiamén, se ve porque están blanditos.



Hay que sacarlos del agua y ponerlos a escurrir, yo los pongo en un escurridor o un colador, recuerdo que mi abuela los ponía en sus paños de algodón blancos como una patena. Es muy, muy importante que queden sin gota de agua, o luego será más difícil hacer el dulce.

Los pasamos con un pasapurés o con la batidora y los pesamos, para añadir el mismo peso de azúcar que de pulpa de membrillo. Y los llevamos al fuego y es donde empieza lo duro, ya que hay que estar removiendo continuamente y hacerlo con el fuego bajo... Horas de curro!!



A modo orientativo, he preparado un kilo más o menos de membrillo y el tiempo de realización ha sido de tres horas y medio largas.
La manera de saber cuándo está hecho es que, como veis en la foto, lo retiráis hacia un lado y no vuelve a cubrir el fondo de la cazuela y si a eso le unís la prueba de la cuchara, que debe quedarse vertical ella solita, mejor que mejor. Mi abuela utilizaba otro método, creo que se ponía una pequeña cantidad entre los dedos y cuando se pegaba estaba listo.

Que conste en acta que la pala se sostenía solita

Ahora lo introducís en los recipientes que queráis, alisáis la superficie y lo dejáis enfriar a temperatura ambiente para luego introducirlo en la nevera. Pasadas 24 horas lo podéis desmoldar si os apetece.

Vaya! Me faltó apretarlo un pelín más, de ahí la grieta

Y ya lo tenéis preparado y listo para comer con un buen quesito o como queráis... ummmmmm delicioso!!. Se conserva muy bien en la nevera si está bien hecho, ya que la propia azúcar le vale de conservante.


miércoles, 5 de noviembre de 2014

Crema de queso

Os dejo la crema de queso, independiente por si la queréis tener a mano.

Ingredientes:
- 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente 
- 200 gr. de queso para untar: philadelphia por ejemplo, aunque se puede hacer con mascarpone o cualquier queso que os guste.
- 450 gr. de azúcar glass
NOTA: Con estas cantidades hay suficiente para 12 cupcakes , uno arriba, uno abajo

Elaboración:
* Batimos la mantequilla con el azúcar glass. El azúcar lo iremos añadiendo a poquitos para que no se formen grumos.
* Removemos bien con una espátula la crema de queso para quitarle los posibles grumos y para que nos quede bien cremosete.
* Añadimos a poquitos la crema de queso a la mezcla de mantequilla y azúcar, pero tened cuidado porque si se trabaja mucho nos va a quedar aguado.

* Esta crema se puede aromatizar con el sabor que os guste. En la foto lleva vainilla de madagascar, pero sola también está buena y resulta un poco menos empalagosa que la buttercream.


lunes, 3 de noviembre de 2014

Cupcakes de Queso con Membrillo



¡ Hola a tod@s!
¿Qué tal estáis?
¿Os acordáis el pasado mes de julio cuando me decíais que qué manera de publicar? Si es que me conozco, o me pongo a fabricar y publicar como una loca, o me duermo en los laureles... ja ja ja ja ja ja

Esta receta no la busquéis en ningún lado, porque es mía propia, se me ocurrió el año pasado y me gustó bastante el resultado, pero he tardado toooooodo este tiempo en decidirme a publicarla, coincidiendo con la llegada de los membrillos, que si me despisto ni este año llego a tiempo...

Os pongo las cantidades para 12 cupcakes

Ingredientes:
(PARA LAS CUPCAKES)
- 180 gr. de membrillo cocido y bien escurrido. Muchas personas los cuecen con la piel, pero yo prefiero pelarlos.
- 120 ml. de agua de cocer los membrillos (Así que lavarlos muy, muy bien)
- 65 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 120 gr. de azúcar glass. (Con esta cantidad de azúcar quedan acidillos y a mi me gustan, pero no hay ningún problema en añadir el azúcar a conveniencia)
- 145 de harina con levadura o, en su defecto, 145 gr. de azúcar y una cucharadita de levadura aparte.
- Una pizca de bicarbonato
- 2 huevos (M a ser posible)

(PARA LA CREMA DE QUESO)
- 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente 
- 200 gr. de queso para untar: philadelphia por ejemplo, aunque se puede hacer con mascarpone o cualquier queso que os guste.
- 450 gr. de azúcar glass

Elaboración:
Cupcakes:
* Batimos la mantequilla con el azúcar, hasta que quede la mezcla blanquecina y esponjosa

Esta vez usé 145 gr. de azúcar glass

* Batimos un poco los huevos y los vamos añadiendo despacito a la mezcla anterior sin dejar de batir. (Si se cortase la mezcla, no os preocupéis, que se arregla al añadir la harina)
* Tamizamos la harina y el bicarbonato (y la levadura si la usáis aparte)
* Vamos añadiendo la harina a lo anterior, a ser posible ya con pala
* Tendremos la carne de membrillo pasada por pasapurés o por la batidora, y la añadimos a lo anterior con movimientos envolventes (a mano preferiblemente) y el agua de cocer los membrillos)

Es la pulpa pasada con la batidora más el agua

* Rellenamos las cápsulas hasta 2/3 de su capacidad e introducimos en el horno previamente calentado a 170ºC durante unos 15 minutos. (Comprobaremos si están bien cocidos introduciendo un palillo). Los dejamos enfriar en una rejilla. Si os gustan más mojados, le podéis añadir sirope, yo no lo añado.




Crema de queso:
* Batimos la mantequilla con el azúcar glass. El azúcar lo iremos añadiendo a poquitos para que no se formen grumos.
* Removemos bien con una espátula la crema de queso para quitarle los posibles grumos y para que nos quede bien cremosete.
* Añadimos a poquitos la crema de queso a la mezcla de mantequilla y azúcar, pero tened cuidado porque si se trabaja mucho nos va a quedar aguado.

Todo listo para decorarlos con la crema de queso y zampárnoslos... Deliciosos!!!




Y...   - ¿Esos ojos?
         - Soooon para verte mejoooooooor... ja ja ja ja ja ja (Me los encontré por la despensa y me dio por ahí, ya sabéis como soy...)

Éstos son los del año pasado, en los que no puse
ni pizca de gracia poniendo la
crema de queso... Ups!!! ji ji ji ji ji ji ji

NOTA: La crema de queso no me la he inventado logicamente.
NOTA2: La crema de queso iba aromatizada con vainilla de madagascar, de ahí los puntitos que se aprecian en la foto. (Podéis aromatizarla al gusto o dejarla tal cual)