Páginas

miércoles, 25 de febrero de 2015

Helado de turrón



Si es que al final me tuve que rendir... A mi me gustan los helados con sabores escandalosos, me llaman mucho los que tienen colores chillones y con sabores locos, pero tengo por la familia unos clásicos del sabor, y a fuerza de repetirme y repetirme y repetirme hasta la saciedad que hiciese helado de turrón, pues me tuve que poner a ello, aprovechando que la heladera siempre la tengo en el congelador por si hay que hacer algo... Yo no soy de las que se reservan los helados para el verano, saben ricos todo el año, y tengo que reconocer que este es de un cremoso subido...

Ingredientes:
- 300 ml. de leche entera
- La cáscara de un limón (sin la parte blanca)
- 1 rama de canela
- 400 ml. de nata para montar con un 35% de materia grasa
- 100 gr. de azúcar
- 1 tableta de turrón jijona de 300 gr.
- 2 yemas de huevo L
- 1 pizca de sal.

Elaboración:
* Calentamos la leche en un cazo hasta que casi llegue al punto de ebullición.
* Retiramos del fuego y añadimos la cáscara de limón y la rama de canela. Lo dejamos unos 5 minutos.

                                      

* Añadimos la nata a la leche y calentamos a fuego bajo, removiendo constantemente.
* Sin dejar de remover, añadimos las dos yemas, el azúcar y la pizca de sal.
* Añadimos 150 gr. de la tableta de turrón cortada en cuadraditos pequeños. Vamos removiendo con varilla hasta que vemos que se ha incorporado el turrón y la mezcla ha espesado.


* Cuando esté a temperatura ambiente la metemos en la nevera, al menos durante unas tres o cuatro horas, o toda la noche (es lo que yo hice).
* Ponemos la mezcla en la heladera, en unos 10/15 minutos veremos que ya ha mantecado (yo lo hice con la heladera de la KA). Cuando sea así añadimos la otra mitad de la tableta de jijona cortada en trozos más grandecitos para que queden tropezones.


* Pasamos la mezcla a un recipiente apto para congelador y listo para zampar en cuanto veamos que está congelado.



CREMOSO, CREMOSO...



martes, 24 de febrero de 2015

Babka. Receta de Daniel Jordá





Delicia entre las delicias esta receta de Daniel Jordá, publicada como reto en su grupo de Facebook al que llevo unida desde que conocí su existencia.
Y... Quién es Daniel Jordá? Pues, difícil definirlo con palabras, es un artista del pan, o el panadero que convierte el pan en arte, porque lo vive, lo investiga, lo interpreta, le pone pasión y corazón, le da un puesto de honor que merece y no tenía. Una persona enorme y humilde, un "cracko" entre los "crackos".Y podría seguir horas y horas poniéndole calificativos, pero solo son comprensibles si tienes la enorme suerte de conocerlo.

Vaya por delante que le pedí permiso para publicar su receta, y que me lo permitió, de otro modo no hubiese osado a estar aquí escribiéndola.

En referencia al origen del Babka, tenéis montañas de información en internet, por lo que no os aburro con la historia, aunque curiosead un poquito que está bien saberlo... No me seáis vaguetes!!!

Y vamos allá con esa mágica receta, la cual os insto a hacer, porque es sencilla, pero con un resultado magnifico.

Os pongo la mitad de los ingredientes para poder hacerlo en un molde de pan de molde, pero podéis hacer el doble de cantidad y formarlo como una bonita trenza.

Ingredientes para la masa:
- 250 gr. Harina de fuerza
- 15 gr. de azúcar 
- 5 gr. de sal
- 60 gr. de leche
- 75 gr. de agua
- 50 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 10 gr. de levadura fresca o 3 gr de levadura seca de panadería.

Ingredientes para el relleno:
- 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente, blandita
- 75 gr. de azúcar 
- 12 o 13 gr. de cacao puro en polvo
- Canela y vainilla al gusto

Elaboración:
* Mezclamos todos los ingredientes de la masa, se puede hacer a mano sin ningún problema, porque es una masa que se trabaja muy bien. Procuraremos que la levadura no se encuentre directamente con la sal ni con el azúcar, yo la suelo añadir al final.
* Hacemos una bola y la dejamos reposar hasta que veamos que ha crecido, no os puedo decir el tiempo exacto porque depende de muchos factores.

         La masa recién hecha

       La masa a la hora o un poco más 

* Sacamos la masa del recipiente y la extendemos con un rodillo así 


* Mientras leva la masa, habremos preparado el relleno. Solo hay que unir todos los ingredientes

Y unirlos bien con ayuda de una espátula, hasta que queden bien integrados, como si fuese una crema de chocolate


* Ahora extendemos por toda la masa


* Y lo enrollamos a lo largo, intentando que quede apretadillo


* Doblamos por la mitad y cortamos con un cuchillo


* Trenzamos e introducimos en el molde, previamente engrasado. Lo dejamos reposar tapado con un paño de algodón hasta que doble el volumen 



* Pintamos con huevo batido y lo introducimos en el horno precalentado a 210 grados, durante 25 minutos aproximadamente. Es conveniente taparlo con papel albal para que no se queme.

Y éste es el resultado:




Os aseguro que va a durar menos que un bizcocho a la puerta de un colegio.

MUCHAS GRACIAS, DANIEL!!!!