Páginas

martes, 28 de julio de 2015

Rissotto allo Zaferanno (Rissotto al azafrán)


Otra receta de Jamie Oliver... Me encanta!!!

Ingredientes: 
(Para 6 raciones)
- 1,2 l. de caldo de pollo
- 1 cebolla
- 1 corazón de apio
- 2 cucharadas de mantequilla
- 1 pizca generosa de azafrán en hebras
- 450 gr. de arroz arborio (Especial para rissottos, se encuentra sin dificultad por ejemplo en Hipercor)
- 200 ml. de vino pinot blanco (Me costó mucho encontrarlo, así que lo podéis sustituir por cualquier blanco seco)
- 80 gr. de queso parmesano
- Aceite de oliva virgen extra.

Elaboración:
* Se pone el caldo a fuego lento y se deja hervir.
* Pelamos la cebolla y la picamos, así como el corazón del apio.
* Sofreímos en una sartén honda con 1 cucharada de mantequilla a fuego medio-bajo durante unos 150 minutos, lo suficiente para que quede blando pero sin coger color.
* Ponemos las hebras en un cuenco y cubrimos con caldo caliente.
* Añadimos el arroz a la sartén y sofreímos un ratillo, subimos el fuego a medio-alto y añadimos el vino hasta que se evapore, en este momento añadimos el caldo que teníamos con el azafrán y removemos. Después vamos añadiendo el caldo caliente a cucharones, dejamos que evapore y añadimos el siguiente... Vamos removiendo de vez en cuando (más o menos durante unos 16 minutos) hasta que el arroz esté hecho pero entero. Al final incorporamos el caldo restante y apartamos del fuego, de esta manera quedará con la consistencia correcta.
* Añadimos la mantequilla restante, rallamos la mayoría del queso parmesano y sazonamos si hiciese falta. Tapamos y dejamos reposar un par de minutos. Una vez transcurrido el tiempo, removemos bien, añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen extra, rallamos el parmesano restante y servimos enseguida


lunes, 27 de julio de 2015

Sorbete de melocotón sin azúcar


Qué chula esta foto reflejo!!!

No hay nada mejor que refrescarse con estos calores, ya sea en piscina, playa, ducha, río, barreño o charca, pero si no lo tienes cerca, o tienes la suerte de poder estar debajo de una aire acondicionado con su buen chorrito fresco, o te buscas las mañas para preparar bebidas cuanto más frías mejor...

Este sorbete es válido para toda la familia, ya que no lleva ni una gota de alcohol. Os aseguro que a mis hijos les ha encantando y, de paso, comen fruta, que a veces hay que pelearse con ellos aunque les guste, pero no se por qué les da pereza cogerla de la nevera.

Yo lo he hecho sin azúcar, pero bien lo podéis hacer con ella, que el resultado es el mismo.

Ingredientes:


- Una lata de 800 gr. de melocotón en almíbar sin azúcar.
- Un limón pelado, sin nada de parte blanca y sin pepitas
- 60 gr. de fructosa (Es tolerada por diabéticos, pero la pueden consumir de forma puntual, no continuamente)
- 30/40 gr. de clara de huevo pasteurizada

NOTAS:
- Si hacéis la versión con azúcar, el melocotón que sea en almíbar normal
- En la versión con azúcar la cantidad a añadir sería de 80 gr. o bien blanquilla o podéis optar por usar azúcar glas

Elaboración:
* Colad los melocotones y cuando estén bien escurridos los congeláis
* Ponéis la fructosa en el vaso de la batidora y la ponéis en marcha para que se quede pulverizada (queda como azúcar glas)
* Añadís el limón y trituráis
* Ahora ponemos el melocotón congelado, y cuando esté totalmente triturado, añadimos la clara de huevo y seguimos batiendo hasta que esté bien integrada.

CONSEJILLO: Si vuestra batidora no tiene demasiada potencia como para triturar las mitades de los melocotones, es mejor que los cortéis en trocitos antes de congelarlos. Para que la congelación no de problemas, es preferible ponerlos sobre una bandeja bien separados para que no se toquen y así evitamos que se peguen. Una vez congelados los podéis pasar a una bolsa de plástico y los tenéis para cuando los necesitéis (por si decidís congelar más cantidad)

Sólo queda disfrutarlo






domingo, 26 de julio de 2015

Costillas al horno con salsa barbacoa




A mis niños les encantan las costillas, así que aunque haga calor, si hace falta encender el horno, por ellos lo que haga falta...

Es una receta muy sencilla y bastante rápida, lo que si no voy a dar son ingredientes medidos, ya que depende de cuántos seáis y cuánto comáis.

Sólo necesitáis unas costillas de cerdo, sal, aceite de oliva, vino blanco y salsa barbacoa.

* Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
* Echamos sal a las costillas, las embadurnamos con aceite de oliva y añadimos un vaso de vino blanco.


* Metemos en el horno, cuando ya esté a la temperatura indicada, y las dejamos por un espacio de unos 30 minutos.
* Sacamos del horno y con un pincel las pintamos con salsa barbacoa por todos lados, cada cual que elija la marca que más le guste, en la foto se ve mi preferida.



* Subimos el calor del horno a 220 º y, cuando esté listo, volvemos a introducir las costillas en el, unos 20 minutos o un poco más si os gustan muy tostadas...



COMIDA LISTA!!!

El acompañamiento corre de vuestra cuenta.




sábado, 25 de julio de 2015

Berenjenas en tempura



Mira que me pueden gustar las berenjenas, me gustan de todas las maneras posibles.
Hoy voy a hacer unas costillas al horno, y decidí acompañarlas con unas patatas asadas, una buena ensalada y unas berenjenas en tempura.

Como es para acompañar sólo voy a usar una berenjena hermosa. Yo prefiero pelarla, ya que la piel es un pelín durilla para mi gusto, pero si preferís la podéis dejar.

La cortamos como si fuesen patatas fritas grandecillas y o bien les echamos sal por encima para que pierdan el amargor, o las introducimos en un recipiente con agua y sal (yo siempre lo hago así), por espacio de una hora aproximadamente.



Lavamos las berenjenas y las reservamos.

En un recipiente que nos servirá para rebozar las berenjenas, ponemos agua helada, y vamos añadiendo harina de trigo, hasta que se forme una pasta que nos permita rebozar las berenjenas de tal modo que se quede adherida a ellas.



Ponemos una sartén con abundante aceite de oliva al fuego, y vamos friendo los trozos de la berenjena, cuando esté bien caliente. Las ponemos a escurrir en papel de cocina para que chupe el aceite sobrante.





Las podemos rociar con un poco de miel rebajada con un poco de agua...
FÁCILES Y DELICIOSAS!!!!


viernes, 24 de julio de 2015

Azúcar Invertido

Sabéis que no me gusta dar el tostón con datos, así que para el que quiera información os dejo un enlace, aunque hay millones y millones y millones de datos en la red, para quien quiera estudiar y enterarse:

Azúcar Invertido

Unos la llaman azúcar invertido y otros azúcar invertida, yo opto por el masculino, ya que es "el" azúcar y no la azúcar... Dato tontaco donde los haya, el calor que no me va nada bien.

He visto dos formas de hacerla, con gasificantes o lo que antes conocíamos como gaseosas (armisen), o con limón y bicarbonato, que son los dos ingredientes en su forma natural, correspondientes a los dos sobrecitos que traen las mismas.


Ingredientes:
- 400 gr. de azúcar blanquilla
- 170 ml. de agua mineral
- Una cucharada de zumo de limón natural
- Una cucharadita de bicarbonato.

Elaboración:
- Ponemos al fuego un cazo con el agua, el azúcar y el zumo de limón.
- Vamos removiendo constantemente para que se deshaga bien el azúcar y no se pegue en el fondo (Ponedlo a fuego medio), por espacio de unos 10 minutos aproximadamente.



- Retiramos del fuego y lo dejamos atemperar. Tiene que estar a 50 ºC la mezcla, pero si no tenéis termómetro no pasa nada, a los 20 minutos más o menos ya podéis añadir la cucharadita de bicarbonato.


- Veréis que hace una reacción y salen burbujas (Típico al mezclar limón y bicarbonato). Lo removéis bien y lo dejáis enfriar. Pueden quedarse unas burbujas en la superficie, si es así las quitáis con una espumadera (Como yo tuve que salir, se formó una pequeña costrilla que retiré con una espumadera a la vuelta).


- Una vez frío lo echáis en un bote y la tenéis lista para usarla durante un año.
- No necesita frío, es más, le pasa como a la miel y solidifica en frío. Yo la puse en la nevera para que vieseis lo que ocurre.


- Que no cunda el pánico porque, al igual que la miel, la podéis recuperar o en el microondas o bien al baño maría.


El voilà!

lunes, 20 de julio de 2015

Sorbete de Mojito


Vaya calorazo estamos pasando este año, hace muchos que no teníamos tantos días seguidos de calor sofocante. Para paliarlo nada como estar a remojo, encerrados con el aire acondicionado o tomando cosas fresquitas, con o sin gotitas de alcohol.
Llevaba varios días deseando hacer este sorbete, pero el calor me deja K.O. y pereza me da hacer cualquier cosa, pero al final lo hice en dos versiones, que ya está bien de vaguear...
Y no os doy más la brasa, dejo la receta que es lo que en realidad os interesa:

Ingredientes:
(Para 4 sorbetes)

- 2 limas enteras.
- 180 gr. de agua fría
- 1 lata de Sprite o Seven Up (El mojito original no lo lleva, si acaso un poco de sifón. Lo digo por si decidís hacer el cocktail en lugar del granizado).
- 100 gr. de azúcar blanquilla (Si tenéis azúcar invertido, podéis usar 45 gr. de azúcar blanquilla + 20 gr. de azúcar invertido).
- 10 hojas de hierbabuena bien lavaditas.
- 65 gr. de ron blanco
- 530 gr. de cubitos de hielo.

Preparación:

- Ponemos en el vaso de la batidora las dos limas enteras, lavadas y el agua. Trituramos y colamos el líquido. Lavamos el vaso de la batidora.
- Echamos el líquido colado al vaso, añadimos el azúcar, el ron y las hojas de hierbabuena y batimos hasta que estén las hojas deshechas.
- Añadimos la lata de sprite o seven up y los cubitos de hielo, trituramos.

- Y... Listo para degustar!!!. Lo podéis adornar con lo que más os guste...



NOTAS:
* Hice una primera versión, pelando las limas, cuidando de no dejar nada de la parte blanca de la cáscara. Al hacerlo de esta manera no queda con mucho color, parece prácticamente un vaso de hielo triturado a la vista, pero para mi gusto está más bueno, ya que la versión con la lima entera es un poco amarga. En esta versión no es necesario colar el líquido resultante de triturar las limas con el agua.

* En cuanto al azúcar, podéis aumentar la cantidad de la misma si os gustan las cosas más dulces. Lo mismo pasa con el ron, depende de si las bebidas os gustan más o menos cargadas.

* Si no os gusta el alcohol, no es necesario incluirlo, así que, como veis, esta receta se adapta a los gustos de todos.

A REFRESCARSE!!!!


Con las limas enteras

Con las limas peladas


lunes, 6 de julio de 2015

Tarta de Cerezas con Clafoutis



Hay una cosa muy clara, cuando usas la receta de un profesional, el resultado es magnífico. Sólo tienes que seguir los pasos tal y como te los indica para triunfar.

He vuelto a usar una receta de José Enríque González, chef instructor responsable de pastelería en El Cordon Bleu de Madrid. Podéis ver el vídeo de la misma en Youtube: (Os dejo el enlace directo)

Vídeo ConelChef

Y yo os pongo la receta suya escrita por si os es más cómodo, para un molde de 22 o 23 cm.:

Ingredientes:
Para la masa sucré:
- 250 gr. de harina
- 90 gr. de azúcar glas
- 30 gr. de almendra molida
- 150 gr. de mantequilla fría
- 1 huevo grande L
- Dos pizcas de sal

Para el relleno:
- 90 gr. de mantequilla blanda
- 90 gr. de azúcar
- 2 huevos L (A temperatura ambiente)
- 60 gr. de harina
- 30 gr. de almendra molida
- 3 gr. de levadura postres
- 60 gr de leche entera
- Extracto de vanilla (Una cucharadita o las semillas de media vaina aproximadamente)
- Unas 20 cerezas enteras (con su rabito, bien lavadas. Yo usé picotas, porque no tenía cerezas con rabito).
- Almendras fileteadas (Yo no las puse, porque no me hacen demasiada gracia)

Preparación:
Masa sucré:

* Mezclamos los ingredientes de la masa sucré, el chef se ayuda de dos tenedores para no calentar la mantequilla. Yo empecé mezclando la harina con la mantequilla, y fui añadiendo los otros ingredientes poco a poco (confieso que acabé mezclando con la mano). No debemos amasar, porque no queremos que la mezcla desarrolle gluten, sólo mezclar, y nos quedará una mezcla arenosa.

* Yo la estiré un poco entre papel film antes de meterla en la nevera, intentando darle forma redonda.

* Metemos en la nevera para que se enfríe o en el congelador para que lo haga más rápidamente.
* Sacamos de la nevera, estiramos y forramos el molde que vayamos a usar (Yo usé uno desmontable de 23 cm), el chef nos dice que no hace falta engrasar el molde, ya que la mezcla tiene mantequilla, pero yo, por si acaso, le puse un poco de grasa en spray.


* Hace tantísimo calor que la mezcla se pone blanda enseguida, por eso la tuve que apañar un poquillo en plan chapuzas y los bordes quedaron de aquella manera.
* Pinchamos con un tenedor el fondo, y volvemos a introducir en la nevera o en el congelador unos 10 minutos, o el tiempo necesario para que esté dura.

* Colocamos por encima de la masa papel de hornear. Vamos dando unos cortes al papel para que encaje lo mejor posible y nos quede bonita después.
* Ponemos sobre el papel unos garbanzos para que den peso y eviten que la masa suba, ya que tiene que quedarnos como una galleta.


* Introducimos en el horno precalentado a 170º durante unos 13 minutos aproximadamente. Si la sacamos y está blanda, la podemos dejar unos minutillos más hasta que esté dorada.
* La dejamos enfriar.

Relleno:

* Mezclamos el azúcar con la mantequilla en pomada, hasta que tengamos una mezcla blanquecina.
* Vamos añadiendo los huevos poco a poco (ligeramente batidos antes), que deberán estar a temperatura ambiente, para evitar que se corte la mezcla. Seguimos añadiendo la almendra molida poco a poco.
* Ponemos el extracto de vainilla o las semillas de la vaina.
* Mezclamos la harina, la levadura y la sal y tamizamos. La vamos uniendo a la masa poco a poco. Por último añadimos la leche entera.
* Colocamos la masa encima de la tartaleta fría y disponemos al gusto las cerezas por la superficie y las almendras fileteadas si habéis decidido usarlas.

Los huevos estaban un poco fríos y
se me cortó un poco la masa, pero
no pasa nada, salir, sale.

* Llevamos al horno que ya teníamos precalentado a 170º por un espacio de unos 25 minutos aproximadamente.
* Cuando esté fría la espolvoreamos con azúcar glas.


DELICIOOOOOOOOOSAAAAAAA!!!!!!



El Clafoutis es una masa húmeda, por eso
da aspecto un poco de masa sin
cocer del todo.