Páginas

viernes, 24 de julio de 2015

Azúcar Invertido

Sabéis que no me gusta dar el tostón con datos, así que para el que quiera información os dejo un enlace, aunque hay millones y millones y millones de datos en la red, para quien quiera estudiar y enterarse:

Azúcar Invertido

Unos la llaman azúcar invertido y otros azúcar invertida, yo opto por el masculino, ya que es "el" azúcar y no la azúcar... Dato tontaco donde los haya, el calor que no me va nada bien.

He visto dos formas de hacerla, con gasificantes o lo que antes conocíamos como gaseosas (armisen), o con limón y bicarbonato, que son los dos ingredientes en su forma natural, correspondientes a los dos sobrecitos que traen las mismas.


Ingredientes:
- 400 gr. de azúcar blanquilla
- 170 ml. de agua mineral
- Una cucharada de zumo de limón natural
- Una cucharadita de bicarbonato.

Elaboración:
- Ponemos al fuego un cazo con el agua, el azúcar y el zumo de limón.
- Vamos removiendo constantemente para que se deshaga bien el azúcar y no se pegue en el fondo (Ponedlo a fuego medio), por espacio de unos 10 minutos aproximadamente.



- Retiramos del fuego y lo dejamos atemperar. Tiene que estar a 50 ºC la mezcla, pero si no tenéis termómetro no pasa nada, a los 20 minutos más o menos ya podéis añadir la cucharadita de bicarbonato.


- Veréis que hace una reacción y salen burbujas (Típico al mezclar limón y bicarbonato). Lo removéis bien y lo dejáis enfriar. Pueden quedarse unas burbujas en la superficie, si es así las quitáis con una espumadera (Como yo tuve que salir, se formó una pequeña costrilla que retiré con una espumadera a la vuelta).


- Una vez frío lo echáis en un bote y la tenéis lista para usarla durante un año.
- No necesita frío, es más, le pasa como a la miel y solidifica en frío. Yo la puse en la nevera para que vieseis lo que ocurre.


- Que no cunda el pánico porque, al igual que la miel, la podéis recuperar o en el microondas o bien al baño maría.


El voilà!

No hay comentarios:

Publicar un comentario