Páginas

martes, 22 de diciembre de 2015

Lebkuchen. Galletas alemanas de Navidad


Buscando nuevas ideas navideñas encontré estas galletuelas que, al parecer, son toda una institución en Alemania. Os dejo un enlace por si queréis profundizar más en la historia, no me suelo enrollar mucho, porque, al menos yo, si busco una receta voy al grano. Será porque siempre ando corriendo, será eso...

Lebkuchen

Ingredientes
(Salen como 40 galletas, depende del tamaño que les deis)
- 500 gr. de miel
- 250 gr. de azúcar
- 750 gr. de harina
- 1 cucharadita de clavo molido
- 1 cucharadita de cardamomo
- 1 cucharadita de canela molida
- 1 pizca de jengibre
- 1 pizca de sal
- 1 naranja
- 1 limón
- 200 gr. de avellana molida
- 50 gr. de cáscara de limón escarchada
- 50 gr. de cáscara de naranja escarchada
- 20 gr. de bicarbonato
- Obleas
- Azúcar glas y almendras enteras para decorar.

Elaboración
* Damos un hervor a la miel y el azúcar juntas, mezclamos y dejamos enfriar.



* En un recipiente ponemos la harina tamizada previamente, y todos los demás ingredientes: clavo, cardamomo, canela, jengibre, sal, la piel rallada del limón y de la naranja (las tendréis bien lavaditas, y acordaos de no rallar la parte blanca para que no amargue), la avellana molida y los trozos de limón y naranja confitados (más abajo os explico cómo hacerlo). Mezclamos todo bien.
* Disolvemos el bicarbonato en un poco de agua y lo añadimos a la mezcla anterior.
* Añadimos la solución de miel y azúcar y mezclamos. Es una mezcla muy melosa, no podía ser de otra manera, pero lo mejor es mezclar con las manos para que quede todo perfectamente integrado.


* Extendemos con ayuda de un rodillo y o las cortamos con un cortador de galletas o las hacemos a mano para que queden más hogareñas, ésta fue la opción que yo elegí, hacía bolitas y les daba forma con las manos.





* Las colocamos sobre una oblea en una bandeja de horno, ponemos una almendra sobre cada una y las dejamos reposar durante 24 horas a temperatura ambiente.
* Al día siguiente, precalentamos el horno a 180ºC y metemos nuestras galletuelas (dejad espacio entre ellas, porque crecen bastante, yo no lo hice y se dieron más de un besazo entre ellas... jijijijijijijijij)
* El tiempo de cocción es de unos 15 minutos. Las sacamos, las dejamos enfriar un poco y las espolvoreamos con azúcar glas, o podéis glasearlas con chocolate o con lo que más os guste...




¿CÓMO ESCARCHAR NARANJAS Y LIMONES?
Para hacer la piel de naranja o limón confitadas hay que lavar concienzudamente una naranja y luego pelarla, con cuidado de no llegar a la parte blanca o amargará. Exprimimos la naranja o el limón y medimos la cantidad de zumo extraído. En un cazo ponemos el zumo y la misma cantidad de azúcar e incorporamos la piel de la o el limón. Dejamos cocinar a fuego medio – suave hasta que el azúcar se haya disuelto por completo, la piel de naranja esté tierna y el líquido resultante sea una especie de jarabe bastante espeso. Dejamos enfriar y se puede guardar en un recipiente hermético en la nevera durante semanas o incluso meses. En este caso yo confité las dos pieles juntas.



NOTA: Yo usé la cuarta parte de los ingredientes, por eso hay tan poca piel en las fotos, y... Sí!!! No me quedaba ni una mísera naranja en casa y usé la piel de una mandarina... jaaaaaaaaaajajajajajajajajajajajajajaja


lunes, 14 de diciembre de 2015

Mince Pies


Parece que me han dado cuerda, ¿verdad?. Dos días en casa es lo que tiene, que me meto en la cocina y no hay quién me pare!!!. También hay que decir que hay recetas que llevan esperando para ser subidas un año o más, y a todas les llega el turno, despacito y buena letra.

Los Mince Pies me chiflan, y lo llevan haciendo desde hace "taitantos años", sí, desde que pasé un añito por Londres a ver si era capaz de pulir mi inglés. Hace unos poquitos años empecé a verlos por los supermercados y nunca me he podido resistir a comprarlos, pero ya tocaba hacerlos en casa y estoy feliz con el resultado porque la verdad es que están mucho más ricos y, no es porque los haya hecho yo!!! :)

Si queréis leer un poquito más sobre ellos, aquí os dejo un enlace:

Mince Pies

Y me pongo con la receta, en la que tendremos que elaborar el relleno por un lado y una masa quebrada por otro.

MINCEMEAT (El relleno)

Ingredientes:
- 1 manzana grande cortada en trozos pequeñitos (no hace falta pelarla, aunque yo si la pelé)
- 280 gr. de pasas sin pepitas
- 110 gr. de manteca de cerdo (lo podéis sustituir por mantequilla, y en caso de ser vegetarianos, por grasa vegetal)
- 110 gr. de grosellas (También podéis usar si os apetece, orejones, higos secos, etc...)
- La cáscara rallada de una naranja (sin la parte blanca) y el zumo
- La cáscara rallada de un limón (sin la parte blanca) y el zumo
- Cáscara de naranja confitada (de una naranja) cortada en trozos pequeños.
- 180 gr. de azúcar moreno
- 25 gr. de almendras fileteadas (Yo prefiero añadir piñones, que me gustan más)
- 2 cucharaditas de las de café de mezcla de especias (Mezcláis: Jengibre, Pimienta de Jamaica, Clavo, Canela y Nuez Moscada). Si no os gusta alguna la podéis quitar.
- 3 cucharadas soperas de brandy (que podéis sustituir por Vino de Oporto, Vino dulce...)

Elaboración:
* Mezcláis todos los ingredientes, excepto el brandy. Removed bien para que quede perfectamente intregrado)
* Dejarlo reposar unas 12 horas.
* Hay quien añade el brandy directamente y ya está, hay quien lo pone a fuego muy lento por espacio de dos o tres horas removiendo continuamente (yo, por ejemplo) y hay quien lo introduce en el horno a 110ºC durante unas tres horas.
* Se puede conservar en tarros al vacío, como las mermeladas, por dos o tres años.

Si os da pereza elaborarlo, lo venden hecho en grandes superficies


PIE (La cobertura)

Os dejo las cantidades necesarias para seis mince pies grandes (del tamaño de una bandeja de magdalenas), si queréis hacer más, a sumar que toca...
Ingredientes:
- 250 gr. de harina (no de fuerza, podéis usar de repostería)
- 125 gr. de mantequilla fría de la nevera
- Una pizca de sal
- 1 cucharada de azúcar
- 2 o 3 cucharadas de agua helada.

Elaboración:
* En un bowl ponemos la harina, el azúcar y la sal
* Añadimos la mantequilla fría cortada en cuadros y con ayuda de la mano, vamos integrándola bien para que no queden grumos. No queremos amasar, sólo integrar.


* Añadimos poco a poco el agua helada, sin pasarnos o nos quedará una masa pegajosa



* Hay que dejarla reposar en la nevera, como luego es difícil de extender por la mantequilla, yo la introduje ya estirada sobre un tapete de horneado. (Para estirarla le puse por encima un papel de horno antes de pasar el rodillo)


* * * * * * * * * * 

Hechos los dos ingrediente principales, sólo nos queda preparar los MINCE PIES

Yo los hice pequeñitos, usé un molde de mini magdalenas, así se comen en un par de bocados, pero dificultan mucho la labor de hacerlos mas chulos, entre eso y que era casi la hora de comer y tenía a mis tres chicos esperando, no pude desarrollar mi faceta artística inexistente y no quedaron muy bonitos pero si muy ricos que es lo que interesa.

* Sacamos la masa de la nevera. Yo usé un cortador de galletas, pero tenéis que pensar que no puede ser de la misma medida que la parte superior del molde sino más grande ya que debe cubrir no sólo el fondo, también las paredes (en mi caso, la parte superior mide 5 cm. y usé un cortador de 7cm.)



* Debemos engrasar bien el molde, ésta vez usé una gotita de aceite de oliva y es suficiente.
* Forramos el molde con la masa quebrada



* Rellenamos con mincemeat
* Cerramos la parte superior, y se puede hacer de dos formas:
          1) Tapando por completo el pie, en cuyo caso deberemos hacer un agujero para que                         expulse los gases dentro del horno.


Cerramos con cuidado con ayuda de un tenedor, por ejemplo.


          2) Cortando alguna figurita o haciendo tiras, o lo que os guste, en cuyo caso ya no habrá              que hacer un agujero, porque ya queda hueco para que se expulsen los gases en el horno



* Pintamos con leche, e introducimos en el horno, previamente calentado a 170ºC, por espacio de 20 o 25 minutos, hasta que estén doraditos.



* Sacamos del horno, los dejamos enfriar y los espolvoreamos con azúcar glas a nuestro gusto.






Sólo hice seis porque esto de los controles de calidad antes de subir las recetas al blog me va a matar... ja ja ja ja ja ja ja ja

Ah!!! No olvidéis que se comen calentitos. Así que antes de zamparlos, los metéis 20 segunditos en el microondas, y tened cuidado de no quemaros, ya que el interior os puede jugar una mala pasada...



ESPERO QUE OS GUSTE!!!

NOTA: Os explico cómo podéis confitar la piel de naranja:
Para hacer la piel de naranja confitada hay que lavar concienzudamente una naranja y luego pelarla, preferiblemente valiéndonos de un pelador (de esta forma nos aseguramos de retirar solo la piel y omitir la parte blanca de la fruta). Exprimimos la naranja y medimos la cantidad de líquido resultante (en nuestro caso fueron 325 ml de zumo). En un cazo ponemos el zumo y la misma cantidad de azúcar (en nuestro caso 325 gr) e incorporamos la piel de la naranja (60 gr). Dejamos cocinar a fuego medio – suave hasta que el azúcar se haya disuelto por completo, la piel de naranja esté tierna y el líquido resultante sea una especie de jarabe bastante espeso. Dejamos enfriar y se puede guardar en un recipiente hermético en la nevera durante semanas o incluso meses.


sábado, 12 de diciembre de 2015

Lussekatter o Bollos de Santa Lucía



Hace un mes más o menos estuve buscando recetas navideñas que no fuesen típicas de aquí por variar un poco, y entre ellas di con esta que me sedujo bastante, por ser un bollo no demasiado azucarado y con la curiosidad de llevar azafrán en la masa.
Los Lussekatter o Bollos de Santa Lucía son típicos de Suecia para el día 13 de diciembre, pero en general, para todas las navidades. Tardé en decidirme por qué receta emplear, hay dos mil, casi todas iguales, pero unas lleva solo leche y otras, en cambio, nata o crema agria también, y ya sabéis que últimamente me encanta hacer masas enriquecidas porque quedan mucho más jugosas.
Mañana es día 13, así que tenía que hacerlos hoy por narices que cuando se me mete algo en la cabeza hay que hacerlo, así que opté por la forma más sencilla.
Os pongo los ingredientes de la receta de la que partí, yo os puedo decir que sólo utilicé la mitad y me han salido seis bollos hermosos. Teniendo en cuenta que son bollos caseros sin consevantes, llegan de sobra para un día, a no ser que seáis muchos en casa, ya que al día siguiente ya no estarán tan tiernos, por mucho que intentéis guardarlos en bolsas, papel de plata, etc...

Ingredientes:
- 500 gr. de harina de fuerza
- 325 ml de leche entera.
- 80 gr. de azúcar
- Una pizca de sal
- 2 papeles de azafrán molido o unas hebras
- 15 gr. de levadura fresca de panadería
- 50 gr. de mantequilla en pomada (a temperatura ambiente, que se puede manejar bien)
- 2 cardamomos (De los que usaremos las semillas)
- Dos huevos
- Pasas sin pepitas

Elaboración:
* Calentamos la leche en un cazo al fuego y añadimos las hebras de azafrán o el azafrán en polvo para que se disuelva. Apartamos del fuego para que temple.


* Añadimos la levadura a la leche,  aplastándola con las manos para que se disuelva bien
* En un bowl mezclamos la harina (tamizándola antes), con el azúcar, la sal y las semillas de cardamomo. (Sólo usaremos las semillas, los aplastáis un poco con la ayuda, por ejemplo, de la mano del mortero y extraéis las semillas...


* Añadimos la leche y mezclamos bien ayudándonos de una cuchara de madera, una espátula, o lo que tengáis por costumbre, y uno de los huevos batido (el otro es para pincelar los bollos antes de meterlos en el horno)
* Vamos añadiendo la mantequilla en pomada a poquitos y mezclando bien
* Pasamos la mezcla a la encimera enharinada y amasamos hasta que obtengamos una masa lisa, es una masa bastante pegajosa pero al final se consigue. Si tenéis amasadora también podéis dejar que ella haga el trabajo "sucio"... ja ja ja ja ja ja
* Engrasamos un recipiente con un poco de aceite y ponemos la masa hecha una bola, lo tapamos con papel film o con un paño de algodón y lo dejamos levar hasta que doble su tamaño (aproximadamente durante una hora)




* Una vez levada, la extendemos con ayuda de un rodillo, pero sin aplastarla en exceso y cortamos tantas partes como bollos queramos hacer. Le damos forma de S y en cada curvita ponemos una pasa. Los disponéis en la bandeja en la que vayan a ir al horno, en la que habréis colocado un tapete de horneado espolvoreado con harina o papel de horno, y los dejáis que aumenten un poco el volumen (yo aproveché el tiempo de calentado del horno).




 * Pintáis los bollitos con huevo batido, con cuidado para no bajarlos, y los introducís en el horno que ya lo tendréis a 180º.


* El tiempo de horneado va de 15 a 20 minutos, dependiendo del horno y de lo tostados que os gusten los bollitos. Yo los tuve 15 minutos porque me gustan no muy tostados,
* Los sacáis del horno y los dejáis enfriar en una rejilla.



A mi me resultan deliciosos, porque no son muy dulces, uno de mis hijos dice que le sabían a paella... jajajajajajajajajajajajajajajajajaja.




Siempre me da mucha alegría que llegue el día 13 de diciembre, porque "Santa Lucía le quita a la noche y le pone al día", a partir de mañana los días empiezan a hacerse más grandes, y si no me creéis comprobadlo por vosotros mismos...

ESPERO QUE OS GUSTE!!!!


jueves, 10 de diciembre de 2015

Roscos de Vino de Málaga. Versión II



Ya os dije que había que probar con otra fórmula, y ésta la encontré en tú eres el CHEF. A los minizampis les gustó más, son más suaves que los de la versión anterior.

Yo usé la mitad de los ingredientes y me salieron exactamente 10 roscos grandes y un agujero, porque usé el cortador de donuts, que siiiiiiiii, que esta vez me paré a buscarlo y me dejé de experimentos...

Ingredientes:
- 400 gr. de harina de repostería
- 200 gr. de almendras molidas (yo usé almendra marcona molida)
- 200 gr. de azúcar (yo le puse azúcar glas, aunque la receta original es con blanquilla)
- 150 gr. de aceite de oliva virgen.
- 40 gr. de anís dulce (Ánda!! no me fui a encontrar una botella de anís del mono???)
- 150 gr. de vino Málaga Dulce (Podéis utilizar cualquier vino dulce, yo los hice con un Pedro Ximenez que quita el sentío de lo rico que está)
- 1 cucharadita de canela en polvo
- 1 cucharadita de anís en grano o matalahúva)
- La piel de un limón (sin la parte blanca, como de costumbre)
- 15 gr. de sésamo tostado (ajonjolí). Aquí bajé un pelín la cantidad...
- La ralladura de la piel de medio limón (no queremos la parte blanca, porque amarga)
- Una pizca de sal
- Azúcar glas para rebozarlos.

Elaboración:
* Ponemos el aceite en una sartén a calentar. Cuando esté caliente lo retiramos del fuego y añadimos la piel del limón (yo la corté en trocitos y la apreté un poquito para que diese más sustancia) y el anís o matalahúva. Lo dejamos para que atempere.



* Mezclamos la harina, la almendra molida, el azúcar, la canela, el ajonjolí o sésamo tostado, la ralladura de limón y la sal y mezclamos bien con una cuchara.



* Le toca el turno al anís y al vino. Volvemos a mezclar bien.
* Cuando el aceite esté a temperatura ambiente, lo colamos y lo añadimos a la mezcla anterior (huele divinamente entre el limón y el anís). Mezclamos bien con una cuchara de madera o una espátula y acabamos amasando a mano hasta que obtengamos una masa homogénea.
* Dejamos la masa reposar en un recipiente tapado con un paño de algodón o film por espacio de unas dos horas (confieso que no calculé el tiempo).
* Precalentamos el horno a 200ºC (mi horno nuevo es una fiera, así que creo que la próxima vez lo haré a sólo 180ºC).
* Estiramos la masa con ayuda de un rodillo, la receta pone que los dejemos de unos 1,5 cm de grosor, pero yo los dejé a 1 cm. ya que es la altura máxima que tienen mis varillas niveladoras. 




Hacedlo encima del tapete de horneado o del papel de horno, porque si no es difícil pasarlos a otra superficie ya que es una masa blandita.
* Los cortamos y dejamos espacio entre ellos, porque siempre crecen un poco en el horno (ya os dije que usé el cortador de donuts).


Aquí no estaban colocados todavía, eh?

* Los metemos en el horno y en cuestión de 15 minutillos o un poquito más, los tendremos listos.



* Los sacamos, los dejamos enfriar sobre una rejilla y cuando estén fríos los rebozamos en azúcar glas al gusto.




ÑAMI, ÑAMI, ÑAMI!!!!