Páginas

miércoles, 3 de febrero de 2016

Dark & Dreamy Chocolate Fudge Layer Cake (Sweetapolita)


Tocaba hacer tarta para el cumple de uno de mis hijos al que le encanta el chocolate. Me encanta probar tartas nuevas y no me corto ni un pelo en usar recetas de las mejores, aun con mis pocos conocimientos en general...

Mirando mirando encontré esta tarta de Sweetapolita que no podía tener más chocolate, y la verdad es que el resultado fue una pasada, una bomba de relojería, eso si... lo digo para que no cortéis trozos muy grandes si no queréis reventar literalmente.

Vamos con ella:

Ingredientes:
Bizcochos:
- 285 gr. de harina de repostería.
- 450 gr. de azúcar glas (podéis usar normal si no tenéis)
- 120 gr. de chocolate en polvo (yo usé Valor que es el que suelo tener en casa)
- 1 cucharada de bicarbonato
- 1 y 1/2 cucharada de levadura de repostería.
- 1 cucharadita de sal
- 360 ml. de suero de leche (Buttermilk) a temperatura ambiente
- 240 ml. de café caliente
- 180 ml. de aceite de girasol
- 2 cucharaditas de extracto de vainilla
- 3 huevos a temperatura ambiente

Frosting:
- 510 gr. de mantequilla en pomada
- 90 gr. de azúcar glas
- 90 gr. de chocolate en polvo
- 120 ml. de agua caliente
- 120 ml. de crema agria (Yo usé 135 gr. de yogur griego sin azúcar)
- 1 y 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla.
- Una pizca generosa de sal
- 425 gr. de chocolate negro para fundir.
- Los adornos que queráis poner a vuestra tarta. Yo puse un 20 con bolitas plateadas
- Manga pastelera con boquilla si queréis adornarla así. Sale muuuuuucho frosting con estas cantidades.

Elaboración:
Bizcochos:
* En un recipiente, tamizamos la harina, el azúcar, el cacao en polvo, el bicarbonato, la levadura y la sal y mezclamos bien.
* En otro recipiente mezclaremos el suero de leche, el café caliente, el aceite y la esencia de vainilla. Batimos ligeramente los huevos y los incorporamos a lo anterior, cuidando de que quede todo perfectamente ligado.



* Vamos añadiendo la mezcla líquida sobre la sólida y mezclando bien con ayuda de una espátula, yo no he usado la amasadora, lo hice a mano directamente.


* Usaremos tres moldes de 20 cm para hornearlos
* La cantidad que debe ir en cada molde es de unos 630 gramos de la mezcla final.
* Podría hornearse de una sola vez y luego cortar las capas (Necesitamos tres, así que habría que dar dos cortes al bizcocho) pero aquí si que no os puedo decir el tiempo de horneado total, por lo que deberíais ir comprobando de tanto en tanto la consistencia del mismo para saber en qué momento está cocido del todo). Yo usé moldes especiales para layer.
* Introducimos en el horno que estará calentado a 180º con calor arriba y abajo sin ventilador, y en 25 minutos máximo deberían estar hechos. Yo solo tengo dos moldes así que hice dos primero y el tercero después.
* Dejamos atemperar unos 10/15 minutos en el molde, y cuando podamos sacarlos sin quemarnos, los pasamos a una rejilla.




* Los envolvemos en papel film en cuanto estén completamente fríos y los metemos en la nevera media hora como poco. Yo los hice la tarde anterior y se quedaron en la nevera toda la noche.

IMPORTANTE: La mezcla de los bizcochos es muy líquida, si vais a usar moldes desmontables se os va a salir por abajo (doy fe), así que, o bien ponéis un recipiente debajo en el horno o forráis la parte inferior del molde con papel albal, por ejemplo, o hacéis caso a lo que pone en la receta original que es  forrar el molde con papel de hornear por la parte interior de los mismos... A mis años ya es difícil cambiarme!!!! 

Frosting:
* Batimos la mantequilla hasta que esté blanquecina.
* Tamizamos el cacao en polvo y el azúcar y lo añadimos sin dejar de batir a la mantequilla a velocidad baja.
* Añadimos el agua caliente poco a poco, la crema agria o el yogur griego, la vainilla y la sal.
* Derretimos al baño maría o en el microondas el chocolate de fundir y cuando esté atemperado lo vamos añadiendo a lo anterior, hasta que quede todo bien integrado



¿Cómo montar la tarta?
* Ponemos el primer bizcocho sobre una bandeja de cartón, cuidando de poner un poco de frosting en la base para que no se nos mueva.
* Extendemos una capa de frosting a nuestro gusto



* Colocamos el segundo bizcocho, intentando que quede bien alineado con el primero, y extendemos otra capa de frosting.
* Ponemos el tercer bizcocho. Envolvemos la tarta con papel film e introducimos en la nevera hasta que endurezca un poco (una media hora)

* Sacamos de la nevera y colocamos sobre una base giratoria si la tenemos, si no tendremos que ir dando la vuelta a la tarta para ir cubriéndola con el frosting. Damos una primera capa para cubrir los huecos que hay entre los tres bizcochos y alguna imperfección que pueda haber. Introducimos unos 15 minutos en la nevera.



* Toca cubrir la tarta con tanto frosting como queráis, intentando que quede lo más nivelada posible. Yo siempre ando con prisas así que no quedó nada bien, es un trabajo que necesita mucho tiempo,  pero... (tampoco se hacerlo de maravilla como las tartas que se ven por los blogs...)

Aún sin terminar del todo.
El dorado de la foto es
reflejo de la base que tenía

La verdad es que no la nivelé lo suficiente, así
me sobró frosting para todo el vecindario

RESULTADO
Los bizcochos son tan tiernos y jugosos que no hay que calarlos con ningún almíbar. Es una tarta espectacular, aunque si no os va mucho el chocolate...







ESPERO QUE OS GUSTE!!!