Páginas

viernes, 15 de abril de 2016

Croissants de mantequilla



Era una de mis asignaturas pendientes, más que nada por falta de tiempo, porque todas las masas necesitan sus levados y se te va casi un día en prepararlas, pero os aseguro que merece la pena el trabajito que dan para los pocos minutos que luego duran una vez hechos porque no se puede parar de comerlos... ÑAMMMMMMMM!!!!!!! No hay nada como una masa hecha en casa.

La receta es de @conelchef, publicada en youtube y os dejo el enlace para que la veáis, aunque yo os la escriba, porque dista mucho de mis fotos, aunque el resultado es la caña.

Vídeo receta @conelchef

Ingredientes:
- 500 gr. de harina de repostería
- 80 gr. de azúcar
- 10 gr. de sal
- 15 gr. de levadura fresca de panadería o 5 gr. de levadura de panadería en polvo
- 50 gr. de huevo batido
- 40 gr. de mantequilla blanda
- 50 gr. de leche entera
- 200 ml. de agua
[ - 270 gr. de mantequilla fría para hojaldrar la masa ]

Preparación:
* Tamizamos y mezclamos la harina, el azúcar y la sal.
* Mezclamos la leche y el agua. Echamos un poco de esta mezcla a la levadura (a temperatura ambiente para que se disuelva)
* Añadimos a los ingredientes líquidos, la mezcla con la levadura disuelta, el huevo y los 40 gr. de mantequilla blanda y amasamos. (Si usáis una KA u otra amasadora, con gancho de amasado y a 2 de velocidad). Cuando esté todo ligado, seguimos amasando a mano.


* Dejamos reposar la masa a temperatura ambiente hasta que doble su tamaño, una hora aproximadamente.



*  Mientras esperamos, con los 270 gr. de mantequilla fría, hacemos un cuadrado, la meteremos en un plástico para que no se nos pegue al rodillo. Y la metemos en la nevera.



* Cuando la masa haya levado, la ponemos sobre la superficie de trabajo y la desgasificamos, es decir, la vamos apretando con las manos, para que pierda las burbujas que ha cogido durante la fermentación. La ponemos sobre un papel de horneado ligeramente enharinado y la extendemos con un rodillo, hasta que nos quede de un tamaño doble al de la mantequilla que tenemos en la nevera, y la llevamos a la nevera para que enfríe o al congelador (20 minutos tendrá que estar en la nevera, u 8 minutos si optáis por el congelador).




* Sacamos la masa del frío y ponemos la mantequilla en el medio, cerramos la masa envolviendo completamente a la mantequilla y le sellamos también los bordes (que los tendremos a los dos lados)
* Estiramos la masa con el rodillo a lo largo (de arriba a abajo), y la doblamos en cuatro. La estiramos ligeramente, la tapamos con film y la introducimos en la nevera o el congelador (Nevera: 20'. Congelador: 8')


* Sacamos de la nevera la colocamos delante de nosotros como si fuese un libro (la doblez ha de quedar a la izquierda, como si fuese el lomo de un libro) y la estiramos con el rodillo de arriba a abajo. Ahora doblaremos en tres. Estiramos ligeramente y la volvemos a introducir en la nevera.

El tema de los estirados y plegados de la masa, es mejor que lo veáis en el vídeo que se ve de maravilla. A mi se me salía la mantequilla un poco al extender la masa, y consultando con amigos les pasa exactamente igual.

* Ahora estiraremos la masa, intentando que nos quede un rectángulo no demasiado ancho y hasta que tenga como 1/2 centímetro de espesor.
* Llegó la hora de cortar la masa y formar los croissants. El chef usa un cortador de pizza y yo lo hice como él que es más sencillo, si no tenéis lo podéis hacer con una cuchilla o un cuchillo bien afilado. Hay que hacer triángulos y en la parte media de la base damos un cortecito para que queden más esponjosos. Empezamos a enrollarlos desde la base del triángulo, sin apretarlos mucho para dejarlos levar bien, lo ideal es que nos queden cinco escalones tal y como dice el experto.




* Los colocamos en la bandeja en la que los vayamos a hornear sobre papel ligeramente enharinado y bien separados para que crezcan a sus anchas. Los dejamos levar hasta que crezcan, aproximadamente durante dos horas.


* Encendemos el horno a 180º con tiempo suficiente para tenerlo a esa temperatura cuando los vayamos a hornear.
* Pintamos los croissants con huevo batido y los metemos en el horno, hasta que estén dorados a nuestro gusto (ERROOOOOOOOR: No apunté cuanto tiempo tardaron.... Sorry!!!)




DESEO QUE OS GUSTE!!!

(Confesiones: Me zampé tres de una sentá... Aymadremíamadremía)

NOTA: En cuanto a los plegados, hay personas que los hacen de otra manera, pero yo era la primera vez que los hacía y seguí la receta la pie de la letra, ya os cuento cuando pruebe.



No hay comentarios:

Publicar un comentario