Páginas

viernes, 3 de noviembre de 2017

Bizcocho de manzana y más...

Madre mía la de tiempo que hace que no paso por aquí, he tenido que limpiar las telarañas antes de entrar, esto parecía Jalogüín ...

Y es que, a veces uno necesita tiempo para nada o para mucho y he comprobado que hacer una cura de redes sociales de vez en cuando es mucho más que aconsejable y si nos pilla en tiempos revueltos mejor que mejor, que te van atrapando sin que te des cuenta y antes de que se empiece a convertir en obsesión u obligación es mejor dar un paso atrás. Esa fue una de las razones que me llevaron a cerrar mi página de facebook El Club del Zampabollos, entre otras muchas.

Pero no he entrado aquí para hablar ni de mi vida ni de mi libro y ... NO! no he escrito ningún libro, es rememorando a cierto personaje, así que vamos a darle al bizcocho que seguro que es lo que os hizo asomar por mi humilde morada.

Antes de nada hago una aclaración lo de, y más, significa que cada cual es dueño de añadirle lo que le venga en gana o más le guste, lo dos últimos que he hecho llevaban manzana / melocotón y manzana /pera conferencia así que vamos allá.

Ingredientes:
- 4 huevos
- Dos manzanas reinetas preferiblemente porque cuecen antes, pero no es obligatorio si os gustan las manzanas más dulces
- 2 frutas a vuestro gusto (melocotón, pera conferencia, mango - en este caso sólo uno- , etc)
- 100 gr. de fructosa o 150 gr. de azúcar
- 50 gr. de mantequilla en pomada (ya sabéis que esté blandita)
- Una pizca de sal
- Esencia de vainilla (o si os gusta más otra, la podéis usar)
- 200 gr. de harina bizcochona de la que ya trae la levadura incorporada
- Para pintar las manzanas una vez sacáis el bizcocho del horno podéis usar mermelada a vuestro gusto (lógicamente si es de frutas rojas os va a oscurecer pero lo que importa es que endulce), o miel, o gelatina...

Elaboración:
* Batimos los huevos con la fructosa o azúcar hasta que quede una mezcla cremosa, y añadimos la pizca de sal.
* Sin dejar de batir añadimos la mantequilla en pomada y después la esencia que hayamos elegido
* Cuando tengamos todo bien integrado dejamos de batir y añadimos la harina tamizada y a poquitos pero ya sin batir, sólo queremos integrar con movimientos envolventes.
* Una vez tengamos toda la mezcla perfectamente integrada, añadimos la fruta que hayamos elegido, cortada en cuadraditos pequeños, y distribuímos por toda la mezcla.


* Pelamos las manzanas, las descorazonamos y las vamos cortando lo más finas que podamos. Es interesante echarles unas gotas de limón por encima porque se oxidan muy rápido.
* Echamos la mezcla a un molde de unos 22/24 cm. previamente engrasado y vamos colocando la manzana por encima, o superpuestas o un poco enterradas en la misma, cada cual que use su inspiración y su arte.


* Introducimos en el horno previamente calentado con calor arriba y abajo a 170º. Si os apetece podéis espolvorear la manzana con un poco de azúcar, pero no es necesario.
* El tiempo de cocción es de una hora aproximadamente, ya sabéis que esto depende de cada horno, pero para eso están los maravillosos palillos que nos dicen si el bizcocho ya se coció o no.
* Sacáis del horno y pintáis con mermelada por encima con ayuda de un pincel, así quedará brillante y lustroso el bizcocho (bueno, más bien la manzana)



Y solo resta dejarlo enfriar y disfrutarlo. Cuanto más madura y jugosa esté la fruta que añadáis al bizcocho, tanto más jugoso estará el mismo.



DESEO QUE OS GUSTE