Páginas

lunes, 30 de abril de 2018

Espaguetis con gambas al ajillo



No tenía pensado poner esta receta porque fue un salir del paso para no hacer todos los días lo mismo de comida, pero ya que me la habéis pedido aquí os la dejo.

La receta es de Javi Recetas y yo introduje alguna pequeña variación, como suelo hacer siempre, si os apetece pasaros por su blog tenéis la receta original.

Ingredientes:
- 500 gr. de espaguetis
- 700 gr. de gambas frescas aproximadamente
- Tres dientes de ajo
- Dos pimientas cayenas
- Un puñado de perejil
- Un vasito de vino blanco
- Sal y harina
- Agua y aceite

Elaboración:
- Peláis las gambas y reserváis las cabezas y las cáscaras en una cazuela pequeña. La lleváis al fuego con dos cucharadas de aceite de oliva y vais revolviendo y apretando las cabezas para que suelten todo el jugo hasta que estén de un color rosado.
- Añadís un vasito de vino blanco y dejáis que evapore un poco.
- Agregáis vasito y medio de agua y seguís cociendo.
- En una sartén con aceite salteáis las gambas y retiráis.
- En ese mismo aceite sofreímos el ajo y las cayenas a fuego medio. Cuando esté listo, echamos el puñado de perejil picado. Añadís una cucharada de harina integrando con una cuchara y con cuidado de que no se queme
- Colamos el caldo que hicimos con las cabezas y las cáscaras de las gambas y añadimos a la sartén en la que teníamos el ajo y demás. Dejamos que reduzca.
- Cocemos los espaguetis según indicaciones del fabricante. Cuando estén quitamos el agua a la cazuela, yo la escurrí directamente, no usé colador.
- Añadimos la salsa que ya estará reducida y removemos bien.
- Servimos en los platos, ponemos las gambas por encima y a zampar...

ESPERO QUE OS GUSTE!!!

viernes, 27 de abril de 2018

Merluza en salsa verde



A mis chicos les gusta la merluza a la romana y,  no me puedo quejar porque desde pequeños la comen sin rechistar. Hay muchos niños que el pescado no lo quieren ni en pintura.
Pero no siempre se puede estar rebozando y friendo y aunque me suelen protestar cuando preparo el pescado de otra manera, acaban comiéndolo y no dejan nada de nada en el plato.

A mi me gusta prepararla con guisantes, porque si les meto espárragos ni aunque les pague se la comen, pero si queréis podéis añadir unos espárragos blancos y unas almejas.

Es un plato que se prepara en poco tiempo, lo que nos va a llevar más va a ser picar los ingredientes. Lo que sí es primordial es usar una cazuela con el tamaño suficiente para que quepan todas las rodajas de merluza sin tener que poner unas encima de otras, todas han de estar en contacto con el fondo de la cazuela para que se hagan bien.

Ingredientes:
- 2 rodajas de  merluza fresca por comensal (el grosor de las mismas va a vuestro gusto)
- 2 dientes de ajo.
- 1 cebolla
- Un buen puñado de perejil
- 1 vaso de vino blanco
- 1 cucharada de harina
- 250 gr. de guisantes cocidos (Así a groso modo es la cantidad aproximada que usé, pero podéis añadir más o menos, según os apetezca)
- Aceite, sal, pimienta

Elaboración:
- Salpimentamos las rodajas de merluza y reservamos.
- Cocemos los guisantes en agua con sal, escurrimos y reservamos.
- Cubrimos de aceite el fondo de la cazuela. Cuando esté caliente sofreímos los dos dientes de ajo, con fuego medio para que no se quemen.
- Añadimos la cebolla bien picadita y dejamos la cazuela a fuego suave hasta que esté bien pochadita.
- Añadimos la cucharada de harina y removemos bien para que tueste un poquito. Después añadimos el vaso de vino blanco y dejamos evaporar un pelín.
- Es la hora de agregar el puñado de perejil picado y las rodajas de merluza (si habéis optado por usar almejas, las añadís en este momento a la cazuela así como los espárragos blancos)
- Se hace con la cazuela tapada y hay personas que no le dan la vuelta a las rodajas de merluza pero yo sí lo hago para que queden bien hechas, aproximadamente a los tres minutos de haber empezando la cocción, y en ese preciso instante añado los guisantes y muevo la cazuela para que se distribuyan bien. Tres minutitos más y listo, aunque el tiempo puede variar en relación al grosor de las rodajas.

ESPERO QUE OS GUSTE!!!

martes, 24 de abril de 2018

Magdalenas de gofio y queso curado de cabra



Supongo que casi todo el mundo sabe lo que es el gofio. Es típico de las Islas Canarias y no es más que harina tostada de trigo o millo (maíz),  base de su alimentación desde hace muchísimos años y que se ha ido extendiendo con la emigración a muchos otros países. Curiosamente al maiz le llaman millo, como en Galicia, así que con eso no necesité traducción.

Lo consumen de muchas maneras, como desayuno mezclado con leche, en escaldón utilizando el caldo de algunos guisos, etc... 

Se extrañan de que me guste, mis amigos de Tenerife siempre me dicen aquello de que a los peninsulares o godos no nos suele gustar, porque tienen dos maneras de nombrarnos según nuestra manera de ser, y ahí lo dejo... 😜

Hace poco hubo unas jornadas de Canarias en Carrefour y aproveché para hacerme con ciertas cosas que no suelo encontrar por aquí, como el gofio de trigo y de millo, cerveza Dorada de Tenerife, galletas de Tirma, queso curado de cabra bañado en pimentón, etc

Si añades una cucharada de gofio a tu tazón de cereales con leche, la verdad es que queda muy cremoso, por si os apetece probar...

Y me apetecía usarlo en alguna receta, y empecé por hacer estas magdalenas saladas, que quedan casi como panecillos y tienen un sabor muy agradable, y no me enrollo más así que vamos con la recetuela.

Ingredientes:
- 180 gr. de harina de repostería
- 110 gr. de gofio de millo (maiz)
- 2 huevos
- 180 ml. de leche entera
- Una pizca de sal. (La cantidad de sal depende un poco de lo salado que sea el queso)
- 2 cucharaditas de las de café de levadura para postres.
- 50 gr. de brotes de espinacas
- Tomates cherry pera (1 por cada magdalena). Yo usé cápsulas rígidas de mini magdalenas y me salieron 11 unidades
- 50 gr. de queso de oveja curado untado en pimentón (podéis sustituirlo por cualquier otro queso curado)


- 50 ml. de aceite de oliva virgen o de girasol si queréis que el sabor sea menos fuerte


Elaboración:
* Rallamos el queso y lavamos y cortamos los brotes de espinacas, que queden picaditos.
* Batimos los huevos en un bol y añadimos la leche. Sin dejar de batir con una varilla, vamos añadiendo el aceite en un hilito (yo lo hice a mano)
* Agregamos el queso rallado
* Mezclamos la harina con el gofio, la levadura y la sal y lo tamizamos para evitar que salgan después grumos.
* Vamos añadiendo a la mezcla de los huevos la mezcla de harinas poco a poco para que se vaya integrando bien.


* Ahora toca agregar los brotes de espinacas con ayuda de una lengua para que quede bien integrado.
* Precalentamos el horno a 180º.
* La masa es muy densa por culpa del gofio, así que nos va a costar un poquito ver la altura a la que va a llegar en los moldes (siempre es aconsejable rellenar 2/3 del mismo). Así que no tengáis miedo que una vez en el horno la masa se va a colocar ella solita, así que con dos cucharas pequeñas los vais rellenando hasta el borde y después le ponéis a cada uno un tomate cherry pera pero incrustándolo un poquito ya que si va superpuesto una vez empiecen las magdalenas a subir en el horno, se os va a caer.
* El tiempo de horneado es de 22 minutos, y añadís tres minutitos más pero poniendo el gratinador del horno.
* Sacáis del horno y dejad que enfríen en rejilla

Os cuento un secreto, una amiga que no soporta el queso las probó y ni se dio cuenta de que lo llevaba... jajajajjajajajajajja




ESPERO QUE OS GUSTE!!!

lunes, 23 de abril de 2018

Layer Cake de triple limón y arándanos



Ya tocaba hacer una tarta, que ha sido el cumpleaños del benjamín de la familia y había que celebrarlo por todo lo alto, que el chavalote no merece menos.
Cuando cumple mi hijo mayor ya se que toca tarta de chocolate sí o sí, pero el pequeño ha salido a su madre y le van más las tartas con un toque más ácido.
En mi búsqueda de la tarta que le pudiese gustar, he dado con la tarta perfecta bajo mi punto de vista. El bizcocho queda jugoso sin necesidad de empaparlo con nada, el relleno es refrescante y la cobertura también.
Y, sí, la receta es de una de las reinas de las Layer Cakes,  Sweetapolita, así que os dejo la traducción y os aconsejo que la probéis porque para mí está espectacular y para los invitados también lo estuvo, a juzgar por las felicitaciones que recibí.

Ingredientes para el/ los bizcochos:
Antes de nada os comento que Sweetapolita utiliza tres moldes de layer de 20 cm. Yo sólo tenía dos y quise comprar el tercero, pero iba sin tiempo y no lo conseguí, como tampoco podía ponerme a dar vueltas por tiendas en las que seguro que sí lo conseguía opté por comprar un sólo molde de 20 cm. de diámetro por 10 cm. de alto. Os daré los tiempos de cocción de las dos opciones.

- 290 gr. de harina de repostería
- 9 gr. de levadura para postres
(NOTA: Podéis usar harina bizcochona que ya trae la levadura incorporada)
- 7 gr. de sal
- 200 gr. aproximadamente de arándanos. Podéis usar un poco la cantidad que deseéis.
- 120 ml. de Sour Cream o Crema agria
- 120 ml. de leche entera
- 10 ml. de extracto de vainilla
- 2,5 ml. de extracto de lmón
- 5 ml. de ralladura de limón, sin llegar a la parte blanca para que no amargue
- 227 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 300 gr. de azúcar
- 4 huevos tamaño L a temperatura ambiente.

- La vamos a rellenar con Lemon Curd  (Os dejo la receta por si os animáis a hacerlo, aunque lo podéis comprar ya hecho : LEMON CURD)

- La vamos a cubrir con Frosting de limón, que lo puse en una entrada diferente para que no fuese muy larga y liosa la receta, pero os la dejo aquí para que no tengáis que ir de una a otra: FROSTING DE LIMÓN

Elaboración:
* En un bol mezclamos la harina, la levadura y la sal. Cogemos una cucharada,  la mezclamos en otro recipiente con los arándanos y reservamos.

* En otro bol mezclamos la Sour Cream* (Crema Agria), con la leche, los extractos de vainilla y limón y la ralladura de limón. Os dejo un enlace a la receta*

SOUR CREAM O CREMA AGRIA

* En el vaso de la amasadora mezclamos con varilla el azúcar y la mantequilla hasta que obtengamos una mezcla blanqueada y cremosa.

* Vamos añadiendo los huevos uno a uno, previamente batidos ligeramente; cuando uno esté integrado, añadimos el siguiente, hasta completar los cuatro

* Cambiamos la varilla por la pala y vamos añadiendo: Un poco de la mezcla de harina, después un poco de la mezcla donde está la crema agria, luego mezcla de harina, ... Empezaremos con la mezcla de harina y terminaremos con la mezcla de harina, intercalando por el medio la mezcla de los otros ingredientes, hasta terminar con todo.

* Una vez todo integrado, añadiremos los arándanos  que teníamos junto con la cucharada de harina, usando una lengua para distribuirlos bien por toda la mezcla.

* Precalentamos el horno a 180ª con calor arriba y abajo.

* Si vamos a usar tres moldes, dividiremos la masa en tres partes iguales. Forramos los moldes con papel de hornear, los rellenamos e introducimos en el horno por un tiempo aproximado de 25 minutos. Id vigilando la cocción, y ya sabéis que la comprobación de introducir un palillo para ver si están cocidos es infalible.

* Si usamos un sólo molde el tiempo de cocción es exactamente de 60 minutos. Así que tenéis una horita para hacer otra cosa.

* Dejamos atemperar el/los bizcochos unos 10/15´ y les damos la vuelta para dejarlos enfriar del todo sobre una rejilla. Después los introducimos en la nevera, envueltos en papel film. Yo los hice el día anterior al montaje de la tarta, mejor dicho LO hice ya que en mi caso horneé un único bizcocho alto.



Montaje de la tarta:
* Si habéis hecho tres bizcochos ya no necesitáis cortarlos, yo tuve que usar una lira para dividirlo en tres, medís el alto del mismo y hacéis los dos cortes intentando que queden las tres partes con la misma altura.
* Ponéis la base, rellenáis con Lemon Curd a vuestro gusto, pero no lleguéis hasta los bordes del bizcocho o luego se saldrá y os creará conflicto con la cobertura. Ponéis el bizcocho del medio y volvéis a rellenar con lemon curd. Cerráis la tarta

(NOTA: Ojo!!! Se me olvidó añadir los arándanos antes de poner la mezcla en el molde, así que los eché después, aún así se fueron al fondo, lo vais a ver en las fotos. El bizcocho está dado la vuelta para enfriar, así que la parte superior de la tarta en realidad en la inferior del bizcocho... 😏. Si hacéis tres bizcochos, al menos todos tendrán su parte de arándanos)

* Toca cubrir la tarta, así que intentamos extender bien una parte del frosting por la parte superior y los lados para cubrirla, sin apretar mucho para que no se desprendan migas del bizcocho.
* Introducimos la tarta en la nevera hasta que se ponga dura la primera capa de frosting.
* Sacamos la tarta de la nevera y damos una segunda capa de cobertura.
* Adornamos la tarta a nuestro gusto, e introducimos en la nevera.
* Debemos atemperar la tarta antes de servirla que no se os olvide sacarla del frío como media horita antes para que esté en su punto justo.









Y FELIZ CUMPLEAÑOS A MI PABLO

ESPERO QUE OS GUSTE


Frosting o Buttercream de limón



Que va a ser que se nota que me ha tocado hacer postre este fin de semana, es lo que tiene celebrar un cumple, y en esta ocasión fue del benjamín de la casa.

La tarta iba cubierta de un frosting de limón que me ha parecido delicioso y de lo más refrescante, así que os dejo la receta por si os apetece probarlo.

Ingredientes:
- 227 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 625 gr. de azúcar glas
- 10 ml. de ralladura de limón (sin la parte blanca para que no amargue)
- 30 ml. de zumo de limón natural.
- 60 ml. de nata para postres con 35% de materia grasa
- 1,25 ml. de extracto de limón
- Una pizca de sal

Elaboración:
* Ponemos la mantequilla junto con la ralladura de limón en el vaso de la batidora o amasadora y lo batimos con pala unos 3 minutos. Hasta que la mezcla haya blanqueado y esté cremosa.

* Vamos añadiendo el azúcar glas a poquitos para que se vaya integrando y no nos vuele por toda la cocina.

* Cuando tengamos todo el azúcar bien integrado, vamos añadiendo los demás ingredientes y ya tendríamos la crema lista para ser usada.

NOTA: Se le puede añadir un poco de colorante amarillo si se quiere, yo no le puse.

Sour Cream (Crema agria)



A veces cuesta encontrar ingredientes para algunas recetas. Yo no he conseguido encontrar nunca la Sour Cream que usan tanto los americanos e ingleses, no se si aquí se llama de otra manera o es que no se dónde tengo que ir a buscarla.

Lo bueno es que existen sucedáneos que se pueden hacer en casa y como tampoco sé ni como es ni a qué sabe esta crema, pues la uso y me quedo tan feliz por un trabajo bien hecho 😆

Pues vamos con la receta de este sucedáneo de Sour Cream o Crema Agria

Ingredientes:
- 250 gr. de nata para postres con un 35% de materia grasa
- 1 cucharada (de las de sopa) de zumo de limón natural
- 2 cucharadas (sopa) de vinagre de vino blanco
- 1 pizca de sal

Elaboración:
* Echamos la nata en un cazo y la calentamos sin que llegue a hervir. Si tenéis un termómetro de cocina debemos llegar hasta los 80º
* Apartamos el cazo del fuego, añadimos el zumo del limón, el vinagre y la pizca de sal y vamos removiendo despacio (yo lo hice con una varilla) hasta que veamos que cambia la textura, momento en el que lo tendremos listo