Páginas

jueves, 31 de mayo de 2018

WOK de pollo con hortalizas y jengibre



Cocinar con wok tiene ventajas, como la rapidez y el empleo de poco aceite, además de estar muy ricas las elaboraciones por norma general. Hay que salir de la rutina en las comidas o te acabas aburriendo, así que hoy me decidí por elaborar esta receta.
Esta receta se elabora con cebolla perla*, que es una cebolla blanca pequeña con la piel de un color perlado y de gusto bastante semejante al puerro, no pasa nada si no la encontráis, de hecho yo hice este wok con cebolla blanca o, como la suelen llamar, cebolla dulce, no pasa nada, como si lo queréis hacer con cebolla de las de toda la vida.

Ingredientes:
- 4 pechugas de pollo
- 200 gr. de calabacín cortado en tiras. (Yo lo hice fideos)
- 150 gr. de pimiento amarillo cortado en tiras
- 150 gr. de pimiento rojo cortado en tiras
- 300 gr. de cebolla perla* en juliana (Yo he usado cebolla blanca porque no encontré la perla)
- 50 gr. de jengibre picado
- 15 ml. de miel
- 2 dientes de ajo cortados muy finos
- 30 ml. de salsa de soja
- 100 ml. de zumo de naranja
- 40 ml. de aceite de sésamo.
- 15 ml. de vinagre de arroz



Elaboración:
* Ponemos el trozo de jengibre a cocer en un cazo con agua fría. Cuando levante el hervor, retiramos y lo ponemos a escurrir en un colador. Reservamos.
* Cortamos las pechugas en escalopes (filetitos pequeños). Pintamos el wok con aceite de sésamo y cuando esté caliente, cocemos el pollo. Retiramos del wok y reservamos.



* Bajamos la temperatura de la cocina a baja, incorporamos el aceite que nos sobró de pintar el wok y rehogamos la cebolla hasta que esté blanda y transparente.


* Espolvoreamos el ajo y dejamos que se dore ligeramente.


* Añadimos los pimientos en tiras a fuego medio y cuando aún estén algo crujientes, incorporamos el jengibre picado y seguimos rehogando.



* Cuando los pimientos estén blandos, añadimos el calabacín y rehogamos a fuego vivo.


* Añadimos la miel y dejamos que caramelice. Desglasamos con el vinagre de arroz y cocemos hasta que casi se haya evaporado


* Remojamos con el zumo de naranja y la salsa de soja.


* Añadimos los escalopes de pollo que teníamos reservados y dejamos cocer hasta que la salsa espese.
* Decoramos el plato a nuestro gusto y a zamparlo toca...



ESPERO QUE OS GUSTE!!!


miércoles, 9 de mayo de 2018

Pan de leche



Si estoy en casa hay una fuerza que me lleva a hornear, llámese aburrimiento o ganas de no parar. El otro día me decidí por hacer una receta que vi en Directo al Paladar que al parecer es del libro "Hecho a mano" y cuyo autor es Dan Lepard, si bien está redactada por Pam de Uno de dos.

Os dejo enlace directo a la misma y os cuento cómo lo hice yo, que la adapté a mis circunstancias especiales, vamos que estaba haciendo varias cosas a la vez y le presté la atención a mi manera en cuanto a los amasados se refiere.


Ingredientes:
- 350 ml. de leche (yo usé semidesnatada)
- 5 gr. de levadura seca de panadería (yo usé 15 gr. de levadura fresca)
- 20 gr. de miel
- 250 gr. de harina de repostería
- 250 gr. de harina de fuerza
- 7 gr. de sal
- 25 gr. de mantequilla
- 5 ml. de aceite de oliva virgen.

Elaboración:
- Mezclamos la leche, la levadura y la miel en el bol de la amasadora. Removemos para que se disuelva bien con una cuchara
- Tamizamos las dos harinas y la sal y mezclamos con lo anterior. Obtendremos una masa pegajosa.  (Yo lo hice con la kitchen aid porque tenía las manos ocupadas con otros quehaceres)
- Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente a poquitos para que se vaya distribuyendo bien por toda la masa y después añadí un poquito de aceite que ayuda a que se despegue la masa un poco.
- Hay que usar el gancho de amasar, porque la masa es muy compacta y si usáis la pala se queda toda pegada a ella.


- Hice tres amasados y reposos como indica la receta, pero en ningún momento saqué la masa del vaso de la amasadora, salvo al final. Amasáis unos diez segundos y dejáis reposar unos diez minutos, esto debéis hacerlo tres veces, cuando acabéis dejáis reposar 30 minutos.
-- Sacáis la masa del vaso y formáis dos bolas, que colocaréis en el molde, previamente engrasado y enharinado (yo sólo lo unté con aceite). Tapáis con un paño de algodón y esperáis hasta que doble su volumen (entre 40 y 60 minutos dependiendo del calor que haga).



- Precalentamos el horno a 210º con calor arriba y abajo.
- Pincelamos el pan con un poco de leche (Yo reduje un poco de miel con leche y con esto pincelé el pan).


- Introducimos en el horno durante 15 minutos, momento en el que bajaremos la temperatura hasta 180º y dejamos que siga cociendo unos 25 minutos más. Si vuestro horno tuesta demasiado por encima podéis tapar el pan con papel de aluminio para que no se quede demasiado quemado.


- Sacamos del horno y en cuanto podamos manipularlo lo pasamos a enfriar a una rejilla. Yo como tengo este molde maravilloso no tengo que esperar nada para hacerlo.



En tostadas, en sándwich, o como os apetezca, la verdad es que está riquísimo...





ESPERO QUE OS GUSTE!!!

lunes, 7 de mayo de 2018

Solomillo de cerdo a la naranja



Un plato facilísimo de hacer y que a mis chicos les gusta mucho. Lo podéis acompañar con una ensalada, unos trigueros a la plancha, o con pasta, o con lo que os pida el cuerpecito.

Ingredientes:
- 3 solomillos de cerdo ibérico (o de cerdo normal)
- 2 cebollas hermosas
- El zumo de dos o tres naranjas (Yo usé naranjas de zumo y como eran muy hermosas tuve suficiente con dos)
- Aceite, sal y pimienta.

Elaboración:
- Lo primero que haremos será salpimentar los solomillos a nuestro gusto.



- Cubrimos la cazuela en la que los vayamos a hacer con aceite de oliva virgen y la ponemos a calentar a fuego fuerte (Hay quien prefiere hacerlo en una sartén pero yo prefiero la cazuela, así los juguillos se quedan en ella).
- Sellamos los solomillos por todos lados y los retiramos.


- Bajamos el fuego a medio y echamos las dos cebollas picadas en juliana.
- Cuando la cebolla esté pochada, añadimos los solomillos y dejamos unos cinco minutos por cada lado.




- Agregamos el zumo de naranja, tapamos la cazuela y dejamos a fuego lento, volteando los solomillos de vez en cuando.


- A nosotros nos gusta la carne bien hecha, más que nada a dos de nosotros, que, vaaaaaaale, no sabemos comer carne... jajajajajajajajajajajaja. Cada cual tiene sus gustos, así que tenéis que hacerlo al punto que os guste.




- Hay que retirar los solomillos y dejarlos enfriar antes de cortarlos, en caso contrario se desarmarán.
- Yo suelo dejar la cazuela a fuego bajo y una vez que corto los solomillos los incorporo para que cojan el sabor de la salsa. Otras personas los dejan tal cual y después incorporan la salsa bien caliente por encima. A gusto del consumidor

* * * * * * * * * * * * * * 
Había preparado unos trigueros a la plancha para comer con el solomillo y a mi hijo se le ocurrió en el último momento que por qué no lo hacía con pasta... No problemo!!! (Lo verde le da un poco de alergia shhhhhhhh)
- En la salsa añadí unos macarrones y un poquito de agua, los fui revolviendo con la salsa y añadiendo agua a poquitos cuando veía que se iba secando la salsa y había peligro de que se pegase. Sólo hay que comprobar si la pasta se ha cocido al gusto de cada cual.
- Después añadí los solomillos troceados y se convirtió en un guisote... Fácil hacerles felices!!



ESPERO QUE OS GUSTE!!!

Bizcocho súper jugoso de naranja



Tenemos que aprovechar que está acabando el tiempo de naranjas y en este momento ya están rabiosamente dulces y deliciosas. En zumo, como postre o formando parte de un postre...

Ayer día de la madre, no me apetecía liarme con tartas complicadas y me decidí por hacer un simple bizcocho. El resultado fue tan jugoso que incluso podía pasar por una tarta, huelga decir que no quedaron ni las migas. Si ya de por sí el bizcocho quedó sumamente tierno, lo empapé con un sirope de naranja y para qué más...

Vamos con la recetuela entonces.

Ingredientes:
Para el bizcocho:
- 175 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 150 gr. de azúcar
- 3 huevos a temperatura ambiente
- 175 ml. de zumo de naranja natural
- Ralladura de dos naranjas (sin llegar a la parte blanca)
- 200 gr. de harina de postres
- 1 cucharadita de levadura royal
- Una pizca de sal

* Podéis sustituir la harina de postres + levadura por harina bizcochona
* NOTA: Es importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente. Si, por ejemplo, echáis los huevos recién sacados de la nevera, lo más normal es que la mezcla se corte. No es que haya que tirarla si ocurre, porque al ir echando la harina el problema se soluciona.

Para el sirope de naranja:
- 200 ml. de zumo de naranja natural
- 150 gr. de azúcar

Elaboración:
- Batimos el azúcar con la mantequilla hasta que obtengamos una mezcla cremosa y blanqueada.
- Batimos los huevos ligeramente, uno a uno, y los vamos incorporando, sin dejar de batir. Añadimos el primero, cuando esté bien mezclado el segundo y después el tercero.
- Incorporamos la ralladura de naranja.
- Mezclamos en un recipiente la harina con la sal y la tamizamos.
- Si estamos usando amasadora, quitamos la varilla y ponemos la pala. Si lo estamos haciendo a mano, deberemos seguir mezclando con una espátula o lengua.
- Incorporamos unas dos cucharadas de la mezcla de harina y mezclamos, luego un poco de zumo de naranja, después otro poco de harina, y así sucesivamente, empezaremos por la harina y terminaremos por la harina.
- Escogemos el molde que queramos usar y o bien lo untamos con mantequilla por todos lados y luego lo espolvoreamos con harina o usamos algún spray antiadherente.
- El horno debe estar precalentado a 180º con calor arriba y abajo.
- Repartimos la mezcla por el molde y si no se reparte bien del todo, daremos unos golpecitos con el molde sobre la encimera para que se distribuya bien.


- Introducimos en el horno y lo tendremos listo en unos 35 minutos aproximadamente.
- Sacamos del horno y como a los 10 o 15 minutos, lo pinchamos por todos lados con un palillo de brocheta y lo regamos con el sirope de naranja, lo desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla.
- Adornamos a nuestro gusto, con un poco de azúcar glas y unoas rodajas de naranja, con confeti de colores, con nada, ...
- Se conserva muy bien en la nevera, pero debéis atemperarlo como una media horita antes de consumirlo

* Mientras se enfría podemos preparar el sirope:
- En un cazo ponemos el zumo de naranja y el azúcar a fuego medio. Vamos revolviendo hasta que se disuelva el azúcar, cuando esto ocurra y sin dejar de revolver, lo dejamos al fuego unos diez o quince minutos para que espese un poco.


* Si os gusta que el bizcocho vaya un poco "emborrachado", podéis añadir al sirope un poquito de Cointreau

 Recién echada el azúcar glas
Luego el bizcocho la absorbe bastante







ESPERO QUE OS GUSTE!!!