Páginas

miércoles, 9 de mayo de 2018

Pan de leche



Si estoy en casa hay una fuerza que me lleva a hornear, llámese aburrimiento o ganas de no parar. El otro día me decidí por hacer una receta que vi en Directo al Paladar que al parecer es del libro "Hecho a mano" y cuyo autor es Dan Lepard, si bien está redactada por Pam de Uno de dos.

Os dejo enlace directo a la misma y os cuento cómo lo hice yo, que la adapté a mis circunstancias especiales, vamos que estaba haciendo varias cosas a la vez y le presté la atención a mi manera en cuanto a los amasados se refiere.


Ingredientes:
- 350 ml. de leche (yo usé semidesnatada)
- 5 gr. de levadura seca de panadería (yo usé 15 gr. de levadura fresca)
- 20 gr. de miel
- 250 gr. de harina de repostería
- 250 gr. de harina de fuerza
- 7 gr. de sal
- 25 gr. de mantequilla
- 5 ml. de aceite de oliva virgen.

Elaboración:
- Mezclamos la leche, la levadura y la miel en el bol de la amasadora. Removemos para que se disuelva bien con una cuchara
- Tamizamos las dos harinas y la sal y mezclamos con lo anterior. Obtendremos una masa pegajosa.  (Yo lo hice con la kitchen aid porque tenía las manos ocupadas con otros quehaceres)
- Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente a poquitos para que se vaya distribuyendo bien por toda la masa y después añadí un poquito de aceite que ayuda a que se despegue la masa un poco.
- Hay que usar el gancho de amasar, porque la masa es muy compacta y si usáis la pala se queda toda pegada a ella.


- Hice tres amasados y reposos como indica la receta, pero en ningún momento saqué la masa del vaso de la amasadora, salvo al final. Amasáis unos diez segundos y dejáis reposar unos diez minutos, esto debéis hacerlo tres veces, cuando acabéis dejáis reposar 30 minutos.
-- Sacáis la masa del vaso y formáis dos bolas, que colocaréis en el molde, previamente engrasado y enharinado (yo sólo lo unté con aceite). Tapáis con un paño de algodón y esperáis hasta que doble su volumen (entre 40 y 60 minutos dependiendo del calor que haga).



- Precalentamos el horno a 210º con calor arriba y abajo.
- Pincelamos el pan con un poco de leche (Yo reduje un poco de miel con leche y con esto pincelé el pan).


- Introducimos en el horno durante 15 minutos, momento en el que bajaremos la temperatura hasta 180º y dejamos que siga cociendo unos 25 minutos más. Si vuestro horno tuesta demasiado por encima podéis tapar el pan con papel de aluminio para que no se quede demasiado quemado.


- Sacamos del horno y en cuanto podamos manipularlo lo pasamos a enfriar a una rejilla. Yo como tengo este molde maravilloso no tengo que esperar nada para hacerlo.



En tostadas, en sándwich, o como os apetezca, la verdad es que está riquísimo...





ESPERO QUE OS GUSTE!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario